30 ago. 2009

Todos en el estrado


Este verano, mi hijo Alex en sus vacaciones tuvo la oportunidad de asistir a la obra de teatro “Hair”, llegó verdaderamente impactado porque al final de la obra lo invitaron a subirse al estrado a cantar con los artistas y de alguna manera hacerse parte del reparto de esta ópera Rock.

Este acontecimiento y el ver cómo nuestros espacios de pensamiento han ido creciendo poco a poco; como una semilla reventando en la tierra, con la esperanza de convertirse en un gran bosque de expresión y acción. Me hace pensar que se está acercando el tiempo de dejar las butacas y subir al estrado a expresar lo que sentimos, sin mayor pretensión que compartir lo que somos e ir desarrollando nuestra red de pensamiento.

Expresar lo que sentimos,…que cosa tan grande, sin duda, de los mejores regalos que nos ha dado el Patrón, como si hubiera querido diferenciarnos de todos y todo lo que existe en el universo, regalándonos la libertad de ser y expresar lo que queramos.

Pero tal vez lo más importante de todo esto sea la capacidad de hacer alianzas de pensamiento y acción, en donde lo personal se derrame en el grupo y llegue a la sociedad, construyendo redes tan fuertes que no exista nada que pueda debilitarlas, ni siquiera: el egoísmo, la soberbia, los intereses particulares, las cosas que ahora están de moda y nos detienen para ir adelante.

Estamos en un estado de emergencia, estamos siendo llevados por nuestra inconsciencia al borde del abismo, tenemos que saltar de nuestros asientos y gritar lo que sentimos:

¡¡¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH!!!!...

...lo que sea que nos ayude a dejar de ser observadores pasivos y salir al paso a buscar nuevos rumbos para todos los de nuestro género y los que habitamos este planeta.

Para mí, el tiempo de que los gobernantes resuelvan las cosas ha quedado atrás, somos demasiados para encargarle a unos cuantos el destino de nuestro planeta, tampoco es contrapunteándonos con ellos, eso no acabaría más que en una lucha de poder vana, donde lo único que cambiaría es el que está arriba y el que está abajo. Esto es un asunto que compete a todos, en donde debemos trabajar juntos en la construcción de nuevos horizontes, debemos aprender a fluir como género aprendiendo de la consciencia colectiva, es por ello que propongo que todos subamos al estrado integrandonos al reparto de la construcción de un mejor lugar, actuando y cantando a una voz:


¡¡¡JUNTOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN MEJOR PLANETAAAA!!!


23 ago. 2009

Remodelando el corazón



La semana pasada cuando estaba escribiendo sobre la remodelación, en cada nuevo párrafo me encontraba con muchas veredas que podían ser exploradas y,… ahora que estoy aquí, veo que todavía hay pensamientos que no han sido plasmados.

Ha sido tan intenso este tiempo de cambios que me ha hecho pensar: en el pasado, en el trabajo en grupo, en los miedos que nos detienen a ir adelante, en la remodelación del corazón,…a cada momento me voy encontrando con nuevas metáforas que bien podrían ser parte de este espacio y todas sin excepción me piden que me acuerde de ellas a la hora de derramar la tinta, en fin...

Cuando tomamos la decisión de remodelar este espacio en ningún momento me imaginé todo lo que íbamos a encontrar, los demonios del lugar y del corazón que tendríamos que despertar y correr porque ya no es su espacio, con tanta luz que entra ya no tienen por qué estar más aquí. Esto los ha molestado tanto que al salir se han ido lanzándome amenazas como: no es el tiempo de hacer cambios, el país esta en crisis, te quieres pasar de listo y lo vas a pagar, no debiste de habernos lanzado, te has llenado de soberbia y eso te ha cegado. Me han dicho tantas y tantas cosas que algunas veces tengo que reconocerlo, me han hecho dudar, pero…cuando veo la luz que ahora entra y baña los espacios de esta oficina, retomo la confianza y siento que voy en el sentido correcto.

Qué curioso, como en esta oficina,…vamos pasando la vida, el día a día, o mejor dicho el momento a momento, y nos vamos llenando de cosas que no necesitamos: el miedo, los prejuicios, la avaricia, la soberbia, el yo mismo. Cosas que, de alguna manera se van incrustando en el cuerpo y el corazón, las vamos haciendo parte de nosotros mismos, tan incrustadas que creemos que nacimos que con ellas y son parte del alma, dejando que nos dominen, alejándonos de la libertad, de lo simple, de la naturaleza, de lo ligero, de lo sustentable.

Como esta remodelación, me imagino que debemos hacer las remodelaciones del corazón, sacando a la luz lo viejo y anquilosado, que por supuesto, va a generar un gran desconcierto en todo nuestro ser al vernos exhibidos ante los demás y nosotros mismos, creando un remolino de sentimientos como el dolor, el miedo y el coraje, que pareciera que nos van a hacer explotar!!, pero,…no sé porque, cuando más desesperados estamos,...siempre aparece la mano del jefe tocándonos el corazón calmando la tormenta -como esa que cuenta la biblia- apaciguando las aguas, devolviéndonos la paz y la confianza en nosotros mismos, reencontrándonos con el camino.

De alguna manera pienso,…que todos los caminos al cielo pasan por esta vereda amarga de sanación, tal vez porque en el cielo no hay lugar para cargas de mas, donde a la mejor lo único que vale es nuestro espíritu limpio y por ello tenemos que dejar lo que sobra en el camino, enfrentando y venciendo el miedo, preparándonos para el encuentro con la paz y la libertad!!
.

13 ago. 2009

Rompiendo con el pasado


Estamos remodelando la oficina y por ello estas semanas han transcurrido en medio del ruido penetrante de las pulidoras, del sonido seco que producen las macetas y los marros; de una manera sutil, en menos de tres semanas esto se ha vuelto un caos. Algunas veces, me encuentro frente mi impaciencia y otras tantas con mi deseo incontenible de terminar con esta remodelación que a veces me hace sentir desesperado, y otras feliz al ver cómo se van transformando los espacios de este lugar tan querido.

El polvo ha irrumpido en la oficina como queriendo hacer auditoría; se ha metido en todos los papeles, ha revisado hasta la última póliza, ha invadido todas las mesas y las sillas, buenooo... está en todas las paredes, no sé qué piensa encontrar ahí!!!. Ha buscado en todos mis libros técnicos y los de literatura, y como si eso fuera poco, está en el cabello, las cejas y las pestañas de todos los aquí trabajamos.

Pero… qué maravilla, a cada momento vamos avanzando y le vamos dando la vuelta a este descontrol. La auditoría del polvo casi ha terminado, no sin antes cuestionarlo todo: los papeles que no tiene ningún sentido guardar, los cables viejos que se han quedado encallados en las paredes por el paso de los años y las circunstancias. Cada cosa que encontró ha sido cuestionada, pidiéndonos que nos quedemos sólo con lo necesario.

Ha cuestionado tantas cosas que de pronto… me encuentro platicando con mi pasado, recordando como mi padre tuvo que seccionar este lugar por motivos de supervivencia, poniendo muros que redujeron su Ferretería y con ello su confianza, que por supuesto -y sin que esto sea un reproche- permeó a toda la familia haciéndonos... un poco hippies, un poco rebeldes, muy sensibles, muy conscientes y muy responsables.

Pues bien, hoy todos esos muros han quedado atrás y con ellos se ha ido esta parte de mi pasado que de alguna manera representa la prueba, el fuego templando el acero. Por todo esto y porque el corazón me revienta de emoción, hoy quiero decirte:


Pa, quisiera que soñaras un sueño en el cielo…
Un sueño que te permita venir a la tierra
para que vieras lo que hemos hecho
en tu Ferretería,…en nuestra Ferretería.

Estamos remodelando este lugar y hemos derribado los muros…
esos de los que te has de acordar tanto como yo
o cualquiera de mis hermanos,
esos que atraparon nuestra confianza y nos llenaron de miedo,
haciéndonos sentir tantas veces a la deriva.

Pa, no sé si a ti te pase lo mismo,
pero a mí esto me llena de alegría y sabes pa,
es un poco por mí, pero,… es mucho por ti.

Pasaste tantas angustias luchando por sacarnos adelante,
que ahora que veo este espacio cómo cuando lo construiste
me lleno de alegría y algo en mi corazón me dice:
hemos dejado esto en el pasado.

Ya no tiene ningún sentido recordar lo que vivimos con dolor…
no para mí, y me gustaría que en tu sueño tu pensaras lo mismo…
no para ti, hemos cerrado un ciclo, hemos dejado atrás el pasado.

Pa, quisiera que cuando despiertes de ese sueño,
te sientas lleno de alegría porque esa ya no es más tu carga,
o simplemente... por haber soñado este sueño!!!




2 ago. 2009

Cansado de la tierra,...decidiste levantar el vuelo


Cuando el Universo me abandone y el sol este ausente del cielo,
cuando en la noche se refleje mi antigua duda y ya no vea en ella mis ojos,
entonces,…cambiare mi torpe cuerpo por las alas en las que entrare en la mañana del despertar eterno
más allá de los sucesos momentáneos!!

Facundo Cabral

______________________________________________________________________


Aunque quisiera derramar la tinta en otros pensamientos, de pronto me veo atrapado por la muerte de mi amigo Toño y mis reflexiones se detienen aquí, una y otra vez,…como pidiéndome que exprese lo que siento a pesar del dolor que produce una separación tan inesperada.

Cuanto trabajo cuesta hablar de un tema que no se tiene ninguna autoridad, que difícil plasmar cualquier palabra o cualquier letra que pudiera tener filo y lastimar a quien no quiero,…nooo, no es esa mi intención; que la intención de este escrito sea darle un sentido digno a tu partida, más allá de todos los prejuicios que nos envuelven cuando alguien cansado de la tierra y su entorno, decide abrir las alas y levantar el vuelo.

Pues bien mi querido Toño, quiero decirte que tu partida fue tan abrupta que ni siquiera creo que sea cierto, siento como si te fuera a encontrar en cualquier momento y me dijeras como siempre lo hacías:

Lo tengo checado ingenierooo!!

Pero no,...desafortunadamente ese juego no lo vamos a poder jugar más, no en este espacio y en este tiempo, decidiste irte a buscar otro sendero, buscando nuevas oportunidades, soñando con el cielo. Y sabes?, no me duele eso, me duele no haber estado atento a tu dolor para haber podido tenderte la mano y hacer más ligero tu camino, siempre vamos corriendo sin voltear a vernos, sólo corremos porque todos lo están haciendo, que cosas hacemos a veces, dejamos lo más por lo menos!!!

Bueno mi Toño, no sé más que decirte, no quiero herir a nadie con mis reflexiones lejos del dolor de la soledad que pudiste estar viviendo, sólo quiero decirte que voy a estar atento por tu familia, luchando porque sea menos dura tu partida y,…hasta que nos volvamos a ver:

Que Dios te lleve siempre de la mano!!!