24 dic. 2009

Nos ha ganado el tiempo...


Hoy he hablado con mis hijos que están fuera de casa y el corazón me ha quedado a flor de piel, sensible hasta con el viento que sopla en la cara, tan sensible que los ojos se mojan a cada momento, al acecho de cualquier cosa que me recuerde su ausencia; un feliz navidad, un te quiero, un eres mi favoritooo!!!

Qué curioso, siempre con tanta prisa que no le damos tiempo al corazón de decir lo que siente, simplemente lo traemos corriendo al ritmo del planeta y no le prestamos atención a lo que quiere decirnos. Ahora, por motivo de la Navidad, el mundo desacelera y yo con él, y… me encuentro con el corazón, para decirme lo que siente por saber que mis hijos están en otro continente, por saber que no los tiene cerca aunque sea sólo para disfrutarlos en silencio.

Ahora… con la calma que estos días nos permiten tener, me siento a escuchar sus palabras y las dejo que se hagan sentimientos, que no se queden guardadas nunca, para decirle a Laura y Luis…


Querido hijo, nos ha ganado el tiempo
y ya no estás más en casa
saliste a jugar con las alas abiertas
y el viento te ha llevado muy lejos
a seguir tus anhelos
a la conquista de tus sueños

explorando en el cielo
caminando sin miedo
amando lo que haces a cada momento
confiando en Dios y en el porvenir

y yo… incrédulo de tu vuelo
asombrado por tanta fortaleza y valentía
sólo consigo levantar la vista
para agradecer este hermoso regalo
de ser parte de este amanecer de esperanza
de este remolino de energía
llamado tu,
querido hijo...nos ha ganado el tiempo


8 dic. 2009

¿Qué es un click?


Siempre he sido un fanático de todo lo electrónico y las computadoras no son la excepción, de hecho desde hace unos veinticinco años hemos tenido una computadora en casa. Por supuesto, este gusto ha permeado a mis hijos quienes la han usado desde que eran muy pequeños. Tanto les gustaba que cuando eran niños tuvimos que definir un horario de uso, de manera que cada uno tenía derecho a una hora por las tardes. Los tres, invariablemente, cuando terminaba su tiempo expresaban indignados:

¿PERO SI NO HAN PASADO NI CINCO MINUTOS, POR QUÉ TENGO QUE DEJARLA?

...Un día cuando mis hijos ya cursaban la primaria se me ocurrió preguntarle a mi Alex: ¿cómo te fue en tu examen de computación hijo?

Mal paa, me saqué un seis- contestó

¿Cómo es posible que hayas sacado esa calificación si desde hace años sabes usar la computadora? – lo interrogué completamente sorprendido.

Es muy fácil paa: me preguntaron en el examen ¿qué es un click ? y después ¿ qué es un doble click ? ¡Como voy a contestar esas tonterías... un click es simplemente un click! - y todos soltamos la carcajada.

Mis hijos aprendieron lo que era un click sin pensarlo, sin ataduras, sin complicarse, de una manera natural jugando con el mouse y la computadora. Tan libres que su conocimiento era, sin duda, superior al de su maestro... aunque sólo alcanzara para un seis.

¿En qué estamos pensando los adultos que nos limitamos tanto en la enseñanza? Somos capaces de mutilar la creatividad de niños y jóvenes envueltos en la bandera de la ignorancia, el miedo y la soberbia; atrapados... repitiendo cosas de las que no comprendemos su origen, a merced de los dogmas y las costumbres. Por eso somos capaces de evaluar cosas tan irrelevantes como el famoso click, que no llevan a ningún lado que no sea el estancamiento e implican renunciar a la libertad, a nuestra capacidad de salirnos de libreto para crear... siempre para crear.

Hagámonos promotores del conocimiento libre, el que está al alcance de cualquiera, el que no depende de grados ni reconocimientos, el que flota en el aire, el del razonamiento sin prejuicios ni complejos. Permitamos que nuestros hijos vuelen por si solos, que se equivoquen, que rompan más cosas, que se caigan, que dependan menos de nosotros, impulsémoslos hacia la creatividad con toda la confianza, dejando de lado nuestros miedos. Sin duda se corren riesgos al hacerlos libres, pero se corren más al coartarles su independencia.

Dejemos de buscar títulos que sólo nos envanecen y nos atrapan en la soberbia del reconocimiento, para salir al encuentro del verdadero conocimiento, el que no tiene miedo, el que siempre va de la mano de la libertad.




26 nov. 2009

Qué pensará Dios de las religiones…


Hablar de religión…que complicado, tan complicado como entrar a un laberinto cuántico donde la única salida es la consciencia individual; esa a la que no le permitimos entrar a nadie, no sé si por miedo a enfrentar las tradiciones o simplemente por miedo a entrar en terrenos desconocidos donde casi no sabemos nada; sostenidos por dogmas que muchas veces alcanzan para muy poco, tan poco que ni siquiera vivimos la vida congruentemente.

Con frecuencia me pongo a pensar… ¿Qué pensará Dios de las religiones?, me imagino que se ha de morir de risa de ver como hemos sido capaces de dividir a Dios en pedazos de tierra y tiempo, cegando nuestra consciencia hasta el punto de poder matar a nuestros hermanos en su nombre, orgullosos por defender el cielo o lo que creemos que es el cielo. Sin duda se debe estar riendo de lo que pensamos de él.

Cuando mi hija Laura era bebé, en los tiempos que la risa llegó a su corazón, cuando reía a carcajadas muchas veces su risa terminaba en llanto. Ahora… me imagino que la risa de Dios debe ser como la risa de mi niña, tanto lo hacemos reír, tanto se ríe, que exhausto… debe terminar llorando, sorprendido de ver cómo nos repartimos la tierra y el cielo. Ha de reírse tanto de nuestras creencias y dogmas que debe terminar llorando…

Y nosotros, nosotros todos, nosotros género… ¿qué estamos haciendo para vencer esta estúpida lucha de territorios y de Dioses? ¿para vencer el estúpido concepto de consciencia individual?. Todo esto que nos ha dividido en razas, en clases sociales, en religiones, alejándonos de nuestra esencia, enredados en nosotros mismos, a merced de los intereses de tres o cuatro que no tienen nada que ver con la verdad.

¿Por qué nos empeñamos los humanos en sentir que somos el centro del Universo? Tal vez cuando la inteligencia se acercó a nuestras vidas, la soberbia venía con ella y le dimos la bienvenida a las dos; la primera nos ha hecho brillantes y la segunda nos ha engañado, confundiéndonos, haciéndonos creer el centro de todo.

Este es el tiempo de tomar el sendero de la consciencia colectiva, donde todos sepamos que somos parte de lo mismo, del Dios único que existe, el que no tiene religiones...el Dios de todos. El que no tiene ni color, ni estrato social, el que integra todo lo que pertenezca al Universo en una unidad.

Ahora que la consciencia se ha vuelto amiga del viento y la está llevando a los hogares de la tierra, se nos presenta la gran oportunidad de reencontrarnos con la paz; sin pretensiones, con humildad, con disciplina, trabajando juntos en la construcción de un mundo más justo. Un lugar en donde podamos convivir las piedras, las plantas, los animales - incluyendo al hombre – sabiendo que todos somos importantes en este gran sistema evolutivo de energía llamado Universo.

13 nov. 2009

Vientos de cambio


Hemos pasado en el negocio una semana muy intensa, inmersos en los problemas que algunas veces surgen en el desarrollo de los proyectos; el trabajo y la presión nos han envuelto con su manto de incertidumbre. Estuvo tan pesada la semana que tuvimos que trabajar el sábado casi como cualquier día, tratando de meter al aro las cosas que se salieron de control.

Qué curioso, estuve tan cansado y preocupado que lo único que quería al final de la jornada era distraerme viendo televisión y... cambiando canales me encontré con una película que se llama “Life or something like it ”; es la historia de una reportera de Seattle que le hace una entrevista a un vidente callejero que le predice varias cosas que van a suceder y la última cosa que le predice es que el siguiente jueves ella iba a morir… y de ahí arranca la trama de esta interesante y cuestionante película.

Ahora… me pongo a pensar, ¿qué pasaría si me encontrara con el vidente de la reportera de Seattle y me dijera que me queda una semana de vida? ¿Qué importancia tendrían los problemas del día a día ante un acontecimiento de esta naturaleza?

Casi sin pensarlo llego a la conclusión de que ante un evento así todas las cosas que van pasando en lo cotidiano, en la lucha por sobrevivir, pasan a un segundo término, desvaneciéndose ante lo verdaderamente importante; la revisión de lo andado y de lo no andado por miedo. De salir al encuentro irremediable de mí mismo conmigo mismo, sin excusas, sin pretextos, desnudo frente al alma, platicando de lo que somos y seremos.

Pienso que en la vida siempre existe algo más importante de lo que nos agobia y domina; haciéndonos casi siempre soltar el timón, dejando que la velocidad de cada momento nos inmovilice haciéndonos perder el rumbo. Creo que siempre está la oportunidad de vivir intensamente cada segundo sin miedo, con alegría, sabiendo que estamos aquí para hacer cosas mucho trascendentes que lo que el día a día nos depara.

En este tiempo de vientos de cambio, tenemos que cambiar la mentalidad, es el tiempo de creer en nosotros mismos, de aprender a vivir enfrentando los problemas sin miedo, de la mano del Jefe, confiando en nosotros mismos, sin voltear atrás, caminando hacia adelante viviendo y disfrutando cada momento; con la certeza de que lo que lo que encontraremos mañana será sin duda mejor para todos.



9 nov. 2009

Abierto a la vida



Por Enrique Bores

Después de caminar media hora de regreso al trabajo, caminando por el pueblo con la consciencia de cada instante, de cada paso, me conecté completamente con el flujo de la vida en el aquí y el ahora. Logré detener por unos instantes todo juicio sobre lo que percibía: todo es como es, ni mal ni bien. De pronto mi sensación fue "este es el mejor momento de mi vida".
Fluir es la clave. La vida, mi vida, no es una cosa, es un proceso. Como un río. Momentos que fluyen, sólo momentos.

Puedo creer en este momento con toda intensidad las afirmaciones de Louise Hay que he estado evocando estos días:

"En la infinidad de la vida donde me encuentro todo es perfecto, pleno y completo"
"Soy uno con el poder que me creó"
"Estoy totalmente abierto y receptivo a la abundante corriente de prosperidad que el Universo ofrece"
"Todas mis necesidades y deseos son satisfechos aun antes de pedirlos"
"Soy guiado y protegido por la Divinidad y opto por aquello que me beneficia"
"Me regocijo ante el éxito de otros, a sabiendas de que hay suficiente para todos nosotros"
"Constantemente incremento mi conocimiento consciente de la abundancia y esto se refleja en mis ingresos constantemente incrementados"
"Mi bien proviene de todas partes y de todos"
"Todo está bien en mi mundo"

28 oct. 2009

El Instituto México…que regalo!!!


Recordando con mis hermanos los tiempos del Instituto México donde estudiamos la primaria y secundaria, a cada momento, con cualquier anécdota nos remontamos al lugar como si estuviéramos cursando en ella e invariablemente la alegría toma nuestros corazones y reímos como si esto todavía fuera parte de nuestro presente.

Nunca nos falto un pretexto para jugar en las mañanas, en el recreo o por la tarde, un buen partido de lo que fuera, lo que estuviera de moda; futbol, basquetbol, futbol americano, canicas, hoyos. Podíamos jugar cualquier cosa con quien estuviera, futbol con todo el salón o unas canicas con tres o cuatro. Era tan divertido que casi siempre la falta de luz nos avisaba que era el momento de regresar a casa.

Cuando cursábamos el cuarto grado de primaria, en alguna de las fiestas de la escuela, conocimos a la hermana de un compañero, una niña morena con unos ojos verdes tan hermosos que irremediablemente todo el salón se enamoro de ella, bueno…el salón y todos los miembros del club – mocosos de quinto y sexto año –estábamos perdidamente enamorados. Estábamos tan enamorados que todos los viernes en nuestra reunión semanal del club, nos peleábamos el teléfono para marcarle y expresarle nuestro amor; era divertidísimo ver como nuestro amor y valentía sólo alcanzaba para marcar su teléfono y colgar completamente petrificados al escuchar su voz. Por esta razón, todos sin excepción aprendimos a amarla en silencio de la mano de nuestra cobardía infantil, sorprendidos por el descubrimiento de tanta belleza!!!




En la secundaría las cosas fueron diferentes, para ese entonces ya habíamos aprendido muchísimas más cosas de las mujeres; ya teníamos una colección completa de revistas con viejas encueradas – como les decíamos – y habíamos descubierto una peluquería donde vendían revistas un poco peor que las anteriores. Por supuesto, que todo esto me llevo al lucrativo negocio de este tipo de revistas con un amigo que hasta la fecha sigue siendo mi socio; no sé porqué… si sólo me ha traído problemas!!!. Quiero decirles que nunca tuvo éxito nuestro negocio, porque aunque todos nuestros compañeros querían nuestros productos, ninguno tenía dinero suficiente para pagar la mercancía. Tuvimos que cerrar el negocio y buscar nuevas oportunidades.

A raíz de que algunos compañeros y yo no éramos muy aplicados, en segundo de secundaria surgió la oportunidad de conseguir algunos exámenes finales en una escuela de muy mala fama, lo cual nos puso en una condición envidiable. Tuvimos más de un mes para resolver los exámenes que habíamos conseguido; estábamos preparados para los exámenes ordinarios y tendríamos un merecido descanso en las vacaciones. El pequeño problema fue que al llegar al examen… nos conmovimos al ver la cara de angustia de nuestros compañeros y les pasamos las respuestas a todos; obviamente con la recomendación de que fueran mesurados y pusieran algunas respuestas incorrectas para despistar al enemigo. Está por demás decir que todos sacamos diez y por lo tanto nos calló la GESTAPO, esto casi le cuesta la secundaría a mi amigo, afortunadamente nunca soltó la sopa y su valentía conmovió tanto al Director que nos perdonó la vida.

En fin,…vivimos tantas travesuras, cosas bellas o conmovedoras; que todos los que pasamos por ahí aprendimos que la vida tiene un sabor alegre. Nos ha quedado el corazón lleno de gratos recuerdos, sonriendo cada vez que la memoria nos lleva a nuestra infancia.

Ya tenemos treinta y tantos años que salimos de secundaria y
tratando de encontrar la mejor herencia que nos dejó nuestra escuela, reflexiono y encuentro que…sin duda la mejor herencia de este lugar mágico es la amistad que promueve entre todos los que por ahí hemos caminado, es como si fuera una fábrica de eslabones de amistad que no puede deshacer ni el tiempo ni las circunstancias, una fábrica que siempre ha sabido que uno de los valores más grandes de este mundo es la amistad. Por eso siempre digo:

El Instituto México… que regalo!!!

25 oct. 2009

Siddartha

Por Jorge Gasca

Oyó hablar de un viejo barquero que vivía junto al río, a la distancia de una jornada, y que era considerado como un sabio. Cuando llegó el día en que tuvo que continuar su camino, Govinda eligió el camino en dirección a la barca, ya que deseaba conocer a aquel barquero. Pues, a pesar de que él había vivido toda su existencia según las
reglas, y aunque los monjes jóvenes le respetaban por su edad y modestia, dentro de su corazón no se había apagado la llama de la inquietud y la búsqueda.

Llegó al río, rogó al viejo que le llevara al otro lado, y cuando bajaron de la barca, declaró:

-Mucho bien nos has hecho a nosotros, los monjes y peregrinos, ya que a la mayoría nos cruzaste por este río. ¿No eres tú también, barquero, uno de los que buscan el camino de la verdad?

Los ojos viejos de Siddharta sonrieron al contestar:

-Te encuentras también tú entre los que buscan, venerable? Mas, ¿no tienes ya muchos años yllevas el hábito de los monjes de Gotama?"-

Aunque soy viejo -repuso Govinda-, no he dejado de buscar. Jamás dejaré de hacerlo: éseparece ser mi destino. Y creo que tú también has buscado. ¿Quieres darme un consejo, venerable?

Siddharta declaró:

-¿Qué podría decirte, venerable? Quizá que has buscado demasiado. Que de tanto buscar, no tienes ocasión para encontrar.

-¿Cómo es eso? -preguntó Govinda.

-Cuando alguien busca -continuó Siddharta-, fácilmente puede ocurrir que su ojo sólo se fije en lo que busca; pero como no lo halla, tampoco deja entrar en su ser otra cosa, ya que únicamente piensa en lo que busca, tiene un fin y está obsesionado con esa meta. Buscar significa tener un objetivo. Encontrar, sin embargo, significa estar libre, abierto, no necesitar ningún fin. Tú, venerable, quizás eres realmente uno que busca, pues persiguiendo tu objetivo, no ves muchas cosas que están a la vista.

Siddharta, Hermann Hesse





Siddartha película

19 oct. 2009

La relación y sus desengaños...


Esta semana me enteré que un amigo cercano está pasando por una situación familiar muy difícil, la relación con su pareja se ha fragmentado, se han soltado la mano y se la han entregado al silencio. Viviendo en el mismo lugar han decidido vivir separados, atrapados entre el dolor de no poder ser felices y las ganas de salir corriendo.

La situación económica ha sido un factor determinante en el desgaste de la relación, tanto que les ha ido desbastando el corazón hasta dejarlo desnudo, sensible a cualquier cosa: una palabra, una actitud, un silencio, un tú. Ha quedado el corazón tan sensible que ya no pueden estar cerca el uno del otro si no es a través de los hijos, lo único que más allá de su lastimado espíritu les permite estar cerca, aunque sea sólo un poco.

¿Qué hubiera pasado si la vida les hubiera sonreído con el dinero? ¿si no hubieran tenido que beber el trago amargo de las privaciones? ¿qué camino hubieran seguido con su relación? Seguramente los malos tiempos hubieran sido mejores, tendrían aun la tolerancia en la piel y estarían dispuestos a perdonar las pequeñas cosas del otro, que ahora por la miopía del desamor se ven tan grandes. Creo que hubieran podido caminar sin grandes problemas.

Yo les diría,...si más allá del dolor del correr de los años te pudieras sentar solo con tu alma, dejando por un momento a tu pareja, a tus hijos, el dinero y sus consecuencias... y visualizaras un escenario donde pudieras vivir en paz, donde el trabajo te diera para vivir el presente y un poco más, donde la vida fuera mucho más simple de lo que hasta ahora ha sido... ¿qué harías? ¿romperías con tu pareja? ¿buscarías nuevos horizontes? o ¿seguirías caminando con la familia?

Si acaso decidieras seguir caminando con la familia, no tengo duda de que este momento difícil tiene solución. Es necesario dejar de lado el pasado y juntos salir al encuentro de los problemas de dinero, sin reproches, con toda la pasión por delante pidiéndole al jefe:

"Señor ya hice todo lo que a mi alcance estaba y no he podido resolverlo, dame una mano y con ella estoy seguro saldremos adelante"

Sin embargo, si en el silencio encuentras que la relación ya no da para más, entonces tal vez sea el momento de ir al encuentro de nuevos horizontes para alcanzar la paz y la tranquilidad. No es necesario que se lastimen más como pareja, es el tiempo de hablar y, sin rencores ni culpas, perdonar el pasado y empezar de nuevo. Es tiempo para agradecer la vida compartida y para despedirse con una bella canción...


9 oct. 2009

¿ Ciudad o Pueblo ?



por Luis Israel Gasca

Siempre que he vivido en otras ciudades del mundo me he preguntado ¿en qué momento un pueblo se convierte en una ciudad? ¿Porqué Toluca es tan diferente de Toronto, Barcelona, Paris o Marsella, cuando la cantidad de habitantes en cada una de estas ciudades es similar?

Me di cuenta que el número de habitantes tiene poco que ver y son muchos otros factores los que transforman a un pueblo en una ciudad.

El nivel de cultura de una ciudad es mucho más alto, ya que cuenta con museos, exposiciones, conciertos y más. En el pueblo el entretenimiento se basa en el alcohol, no es que le esté dando la espalda a la copa pero hay que admitir que no existe punto de comparación entre los espectaculares, potentes y coloridos chorros de agua que expulsa la fuente mágica de Barcelona con el igual potente sonoro y desagradable vomito del refinado personaje que tomó de más en el antro.



Una ciudad está repleta de personas con diferentes orígenes, por lo que las etiquetas “naco” y “fresa” parecen casi desaparecer ya que la manera de vestir o de actuar no es más que un reflejo de la cultura y personalidad no de un estatus social. Aunque toda esta libertad crea personajes extremos como el famoso “naked man” (algún día hablaré de él, pero aqui esta el video para que disfruten de su belleza)

Otra gran diferencia son los rumores, en el pueblo hay una extensa de red de rumores de la cual todos los habitantes son participes. En la ciudad a nadie le importa quién eres, de dónde vienes y que haces. Así que cuando visiten una discoteca o un bar en alguna ciudad olvídense de que conocen a “Jimmy” porque de nada les va a servir.

Estos factores hacen que una ciudad sea un lugar libre, donde el miedo a que pensarán o que dirán los demás desaparece. Transformemos nuestra actitud hacia los demás y comencemos a cambiar nuestros pueblos en ciudades.

3 oct. 2009

Cien años... con las manos llenas!!!



Que trabajo cuesta soltar la lucha cotidiana y en el silencio... dejar que la imaginación aflore y se funda con el papel, permitiéndole al alma salir al encuentro de los recuerdos, esos que muy pocas veces los dejamos salir a la luz, pero que siempre acompañan al corazón. Que trabajo cuesta soltar el lápiz cuando enfrente se tiene a todo un personaje, un quijote del siglo veinte, un héroe de mi niñez y de todos los que crecimos queridos y protegidos por ti.

Estamos celebrando tu centésimo aniversario y no quiero dejar pasar este gran acontecimiento para expresarte todo lo que has significado para toda la familia, es el tiempo de recapitular esta bellísima aventura de tenerte cerca y platicarte aunque sea sólo un poco lo que guardamos en el corazón.

De pronto los recuerdos me llevan a la casa de mis padres y abuelos,... me veo de niño en el patio de la casa jugando los fines de semana con mis hermanos y primos, cada uno con su bicicleta, todos intentando dar la vuelta más rápida, pero sobre todo, esperando nuestro turno para que le dieras una ajustada a los engranes o a la cadena de nuestras bicis. Convertías nuestras bicis en verdaderas máquinas de velocidad con tan sólo una llave española, o tal vez, con la magia del cariño que nos regalabas; te ganaste el corazón de todos los niños de la familia.

Y los Domingos, los esperados Domingos los hiciste tan especiales con el billete de a peso que nos regalabas religiosamente, nos alcanzaba tan sólo para comprar dos gansitos o un chicharrón en la alameda, pero los cuidábamos como nuestro gran tesoro. Cuando por alguna razón no podías venir con tu familia, los fines de semana se volvían interminables, en nuestra niñez nuestras familias se fundieron en una sola y en muy buena medida esto se debió a ti.

Ahora,...ha pasado el tiempo y nos hemos vuelto un poco viejos, pero por lo que nunca paso el tiempo es por el amor que siempre le has tenido a mi tía, la cuidas con tanta dulzura que su amor está a flor de piel,
son un ejemplo para todos los que los hemos visto caminar todo tiempo como el día que te enamoraste de ella; de la mano, juntos y felices.

Siempre has vivido de una manera sencilla, dándole valor a las cosas verdaderamente importantes; una caminata, un periódico o un buen partido de beisbol vale mucho más la pena que complicar la vida con trivialidades o cosas superfluas. Me da la impresión de que siempre has sabido el secreto y has decido llevar tu vida por ese sendero, cosechando lo simple, siempre con las manos llenas.

¡¡¡Feliz Cumpleaños Padrino!!!

19 sept. 2009

19 de septiembre de 1985


Por Jorge Enrique Gasca

Caminando por Manhattan ese 19 septiembre de 1985, quedé atónito y perplejo frente a un puesto de periódicos mientras leía y veía las fotografías de los diarios de New York:


Earthquake in Mexico….



Súbitamente el tiempo se detuvo y mis sentimientos de viajero quedaron eclipsados ante el drama que me invadía. Me negaba a pensar que Toluca, mi ciudad natal ubicada a 60 km de la capital, estaría tan destruida como se veía la ciudad de México en las imágines del New York Times. Irremediablemente se apoderó de mí una angustia de muerte.

¿Estará de pie la casa de mi familia? ¿estarán bien mis padres, mis hermanos, mis tíos, primos y amigos? - murmuraba para mí mismo mientras revisaba de cabo a rabo la edición especial del Times.

Ante la magnitud de la catástrofe inmediatamente intenté comunicarme a México, pero fue imposible. Sin poder hacer nada, regresé al lugar donde me hospedaba. A las 9 de la noche un noticiero anunció que había ocurrido un segundo terremoto tan devastador como el primero y que la ciudad de México se encontraba totalmente en ruinas. Ni media palabra con relación al daño sufrido en otras ciudades de la república. Entonces mi angustia se convirtió en franca paranoia, tanto que en toda mi vida no recuerdo haber vivido una noche tan larga como aquella: sin noticias, muy lejos y con la impotencia de no poder ayudar.

El 20 de septiembre asistí a una reunión de mexicanos que estudiaban en New York, en la que acordamos que uno de nosotros volaría a México a investigar el paradero de la parentela e inmediatamente regresar a dar noticias. Le tocó en suerte, o en desgracia, a un estudiante de Medicina partir a la ciudad de México y regresar con las noticias ya fueran buenas o malas. Por fortuna, las noticias fueron buenas para mí, aunque no todos corrimos con la misma suerte.

Los días posteriores al terremoto aquellos mexicanos de New York integrados como familia por la tragedia, vivimos a flor de piel el dolor de nuestro México. Aún cuando ha pasado tanto tiempo, sigue viva en mí la emoción de ver a mi país levantarse en cada voluntario buscando a los familiares de otras personas, arriesgando más allá del límite por la sola sospecha de que todavía había alguien que seguía esperando la oportunidad de renacer.

Muchas historias me conmovieron hasta las lágrimas por aquellos días, entre ellas hubo una que me pareció profunda y dramáticamente humana:




A 24 años de distancia, todavía me asombra la sencillez y la sensibilidad de Plácido Domingo y vive en mí el ejemplo de su corazón-humanidad. Ése mismo que le llevó a jugarse la vida por amor … más allá de sus méritos, de su extraordinaria voz, de la fama o del dinero…



Granada

15 sept. 2009

Los días económicos y las palomitas de maiz



En nuestra juventud llegó un amigo a vivir a la casa por aproximadamente año y medio, trabajaba para el Gobierno del Estado. Algunas veces lo encontrábamos en la cocina a media mañana o un poco más, preparando su desayuno con toda parsimonia ¿Qué no vas a ir a trabajar? -le preguntábamos todos los miembros de la familia- nos respondía, No porque pedí un día económico.

Esa respuesta se hizo parte de la familia, ahora cuando alguien esta de flojo invariablemente todos los miembros del clan preguntamos: ¿Qué, pediste un día económicooooo?

Un tiempo después cuando mis hijos eran muy chicos, mi gorda y yo, que siempre hemos sido un poco locos, creamos la concesión de dos días económicos por año para nuestros hijos, que aunque no era mucho, mis hijos los disfrutaban y cuidaban como un gran tesoro, un as bajo la manga que el día menos pensado usaban diciéndonos :

¡¡¡Hoy no voy a la escuela, voy a tomar un día económico!!!

Ayer me encontré a un amigo que está bastantes días económicos más loco que yo, me contaba que él no sólo les daba días económicos, sino que muchas veces cuando eran chicas sus niñas les organizaba el día y se la pasaban viendo películas de Disney comiendo palomitas. Al grado que un día su vecina Teresita llegó a acusar a una de las niñas que estaba jugando en el jardín porque no había ido a la escuela!!!. Me imagino la cara de la pobre vecina cuando se enteró de que estaba acusando a la niña con el promotor de esta grandísima indisciplina. Riendonos llegamos a la conclusión de que no sólo era un peligro para su familia sino para toda la cuadra!!!.

Pero,…ahora me doy cuenta que este mi amigo loco les enseño a sus hijas cosas mucho más importantes que las que se aprenden en la escuela, les enseño a sentirse queridas, a disfrutar la vida sin complicarse demasiado, jugando, viendo películas y comiendo palomitas. Sin tanta prisa, sin tanta disciplina, con amor, con tiempo y con alegría.

Me comenta que ahora sus niñas por ningún motivo se pierden un día de escuela,... tal vez ya están hartas de las películas de Disney, las palomitas y las locuras de su padre.
Nooo… seguramente ya entendieron todo lo que tenían que entender de la familia, y llenas de confianza y cariño pueden ir por el camino sin más días económicos!!!

13 sept. 2009

Se hace camino al andar



Algunas veces me siento a platicar con este espacio,…a reflexionar de las cosas que se nos van atravesando en este andar acelerado, comentamos cómo podemos hacer palabra lo que está pasando en el mundo de los pensamientos, cómo podemos darle forma a las ideas que van brotando como manantial; siempre frescas, siempre nuevas, siempre con fuerza.

Qué curioso,… podemos platicar de lo que se ha quedado en el pasado y que ahora forma parte de mi presente, recordando la mayor parte del tiempo las cosas con alegría, luchando por dejar lo negativo fuera; los miedos, los rencores, el ego, la soberbia, en fin,…esas cosas que sabemos bastante los que habitamos este lugar.

Charlamos con mucha frecuencia de cómo surgió esta idea de hacerlo un sitio de encuentro para mí y para todos los que se han interesado en este espacio de libertad, de cómo ha ido evolucionando con el paso del tiempo de una manera natural sin complicarnos demasiado. Hablamos de las posibilidades que nos brinda el trabajar juntos; yo pensado y plasmando locuras o cuerduras, no lo sé, y el presentándolas al mundo a través de su espacio, de una manera simple y divertida.

¿Qué no sería una buena idea que todos pudieran plasmar sus pensamientos derramándolos en una gran red de pensamiento?, ¿ qué esa gran red de pensamiento se convierta en una red de consciencia?, ¿ qué se cristalice en una gran red de acción que paso a paso transforme este hermoso planeta en un lugar de encuentro?


Por supuesto que es una gran idea, creo que es el momento de levantarnos y caminar con la mirada puesta en el horizonte, dispuestos a salir al encuentro del destino e ir haciendo camino,…juntos, paso a paso, …




___________________________________________________________________________________

Esta semana vamos a liberar nuestra red de pensamiento, te invitamos a formar parte de este proyecto de expresión y acción por transformar este lugar ; Kiekari

9 sept. 2009

Ya no existen los heroes



Por Fernando Ramos Mendoza

como Oskar Schindler

“Ya no existen lo héroes, ya no los hacen como antes, solo son muñecos de barro que en polvo se convertirán. De qué les sirve el dinero, la fama y tanta popularidad si terminan volviéndose esclavos de su propia vanidad… (Estrofa de una canción)”

Hasta ayer, había cometido un gran pecado de la biblia del cinéfilo: No había visto una joya cinematográfica “La lista de Schindler “. Una historia de la vida real que me hace pensar cuando escucho por ahí decir: “cada vez el mundo está peor”, pero… ¿realmente estará pasando esto?, ¿desde qué punto de vista? o tal vez algunos se beneficien diciendo eso.

Pero, sí hay algo que me convence mas: Cada vez somos mas los que no damos un peso por el sueño de alguién mas. En este blog leí un artículo en el cual el autor redacta su experiencia por ayudar a un grupo de niños de la calle,... “Hizo su lista”.

Oskar Schindler, un hombre perdido en la avaricia y las mujeres, fue tocado por la mano de Dios y salvó a más de 1100 judíos durante el holocausto, gastando toda su fortuna, pero no le bastó, sabía que pudo haber salvado a muchos más.

¿Qué se necesita para poder actuar así?, acaso una masacre como la de ese entonces. La respuesta no la sé. No sé cómo actúa Dios con nosotros. Tal vez nos dejó solos para ver cómo resolvemos estos “super problemas de hoy en día”

No estamos peor que antes... estamos mil veces mejor. Pero cada vez buscamos más nuestra propia satisfacción.
-------------------------------------------------------------------------------------
Por Fernando Ramos Mendoza

5 sept. 2009

Carta de un paciente a su doctor


Por Fernando Ramos Mendoza

Doctor, un saludo antes que nada, inclusive de que sepa quién soy

.....Espero me recuerde, lo visité por primera hace ya casi 13 años por un problema de ansiedad y exceso de estrés; como fue nuestro médico familiar lo visitamos para diversos motivos durante casi 5 años. Me gustaría comentarle que después de tanto tiempo no he quitado el dedo del renglón sobre esta inquietud que me hizo visitarlo aquella vez. Primero asistí con la Doctora especialista del hospital general que me recomendó y a 5 o 6 doctores más de distintas áreas y a cada uno le comenté esto que a Usted no le dije:

.....Mi infancia fue la que cualquier niño quisiera tener, llena de vida, energía y alegría, bastante normal. Recuerdo muy bien que cuando tenía 9 años le comenté a alguien que esa era la mejor edad y que en ella me gustaría quedar. Doctor, pero siento que en mi secundaria no fue así, es mas, ahora recuerdo que casi no me involucraba con los demás compañeros, a pesar de que nunca he tenido ningún problema de sociabilidad, algo raro sucedía, pero no le di importancia.


.....En la prepa, todo parecía “complicarse”, me sentía emocionalmente más tranquilo estando solo, aunque deseaba involucrarme mas con mis compañeros, era como si me costara mucho trabajo mantener una conversación por largo tiempo sin comenzar a incomodarme o desesperarme. También recuerdo que en la primaria tuve de las mejores calificaciones, pero en la secundaria y en la prepa me costaba más trabajo lograrlas, ¡¡qué raro!!, si ganas de destacar tanto en estudio como en actividades extraacadémicas me sobraban.


Recuerdo que mis padres batallaban para lograr que cumpliera con mis actividades tanto académicas como en la casa, pero es que…. ahora que recuerdo, me costaba mucho trabajo tan solo iniciarlas, y si lo hacía, normalmente las dejaba, como si me fastidiara o causara flojera, ¡cualquier padre pensaría que esto es normal y parte de una manera de ser, y creo que los míos así lo tomaron también.
Ah...olvidaba mencionarlo, una vez durante mis años de estudio me amanecí estudiando para un examen semestral (historia de México), leí y leí el libro tanto como pude como para que cualquiera contestara el examen en medio de un periférico, pero … reprobé, … ¿a caso no estudié bien?, ¿aparenté solo estar estudiando pero no le eché las ganas suficientes?.

.....Doctor, cómo era posible que detalles tan mínimos parecieran tan difíciles de llevar a cabo, o porqué a veces pasaba que comentas algo que hacía 2 minutos ya se había dicho, o al llegar a una reunión saludar a alguien dos veces, o lavarte la cabeza otra vez porque se te olvidaba que ya lo habías hecho, o tener que hacer una guía de actividades al despertar por la mañana para no perder el tiempo. En qué momento había que darle la importancia debida a todo eso.

.....A mis 19 años, unos meses después de haber estado con Ud., visité a una colega suya, es psicóloga y probablemente siga trabajando en el mismo hospital, y le expliqué que me tensionaba fácilmente en la escuela, y que al llegar a mi casa no me daban ganas de nada; me aplicó, dentro de varias sesiones, una serie de tests en donde al final concluyó que batallaba para concentrarme y me aconsejó visitar a un especialista con quien estuve en tratamiento por 2 años. Durante los siguientes 10 años he visitado a varios especialistas psicólogos, neurólogos y psiquiatras que en la mayoría de las veces diferían en sus diagnósticos. Después de varios estudios y más tests de habilidades, volvieron a comentarme que muy probablemente fuera un “Déficit de atención,” o sea, que por más que quieras poner atención, cuando menos te das cuenta, ya estás pensando en que mañana vas ir a pescar… ¡¡¡ ME SONABA COHERENTE TODO ESETO!!! al recordar todo lo que le he mencionado.

.....Decidí ser constante y llevar el tratamiento médico a pesar de que es difícil acostumbrarte en el periodo de inicio. Ya llevo más de 1 año de haberlo retomado y con la intención de ser constante hasta que exista un método mejor, porque por supuesto, he leído e investigado durante todo este tiempo, además de muchas posibles causas que pudiesen existir, y gracias a ello he aprendido mucho sobre: alimentación, glucosa, ritmo cardiaco, ritmos de vida y otras cosas que he ido tachando como causa principal o que ayudan a mejorar.

La verdad es que realmente me he vuelto un especialista en todo esto, que hasta podría ayudar a más gente compartiéndole mis experiencias y tal vez les ahorre un par de años.

.....Es una lástima que la mayoría de las personas que pasan por situaciones similares no le den la debida importancia y recurran a estilos de vida con los cuales le dan una solución muy temporal que termina afectando mas sus vidas. Sin ofenderlo Doctor, y con todo respeto, siempre he pensado que la medicina es de los negocios más lucrativos de hoy en día y llegué a ser un tanto incrédulo en la medicina de laboratorio, porque escuché una vez de manera informal que primero inventan el medicamento y luego los síntomas, pero… eso es algo de lo cual me debo reservar la opinión ya que todos sabemos que la medicina ha salvado muchas vidas y nos ha ayudado a muchas mas.
Ya me estoy acostumbrando a vivir con esta diferencia, porque cuando lo entiendes y lo aceptas buscas alternativas que te ayudan a ti mismo, identificas las situaciones que te afectan y les buscas una solución, como los que perdieron un brazo, un pierda o la vista.
.....Bueno Doctor, solo quería decirle que después de 13 años de investigar y consultar al respecto no pienso dejar de seguir luchando para tratar que todo esto no afecte un solo minuto mi vida en todos los aspectos, pero a la vez no puedo negar que estoy tan ansioso en, (a su debido tiempo, por supuesto) preguntarle a Dios, para que sea El quien me dé el diagnóstico, sus causas, y aunque ya no tenga caso, la solución; o como muy seguramente Usted ya estará allá para ese entonces, podamos preguntarle juntos.

.....Doctor, cuídese mucho y gracias por regalarme unos minutos para leer mis palabras, que definitivamente hay mucho que contar en los sucedido en todo este tiempo pero no quiero llegar a aburrirlo.

Prometo, que en la siguiente carta le seguiré contando mis experiencias, además de enviarle el contacto de los Doctores que me ayudaron y de los que me confundieron mas también, para, si Ud., así lo cree conveniente, seguir el caso y ayudar a más gente que como yo, evite estarse yendo por otros lados.

Antes de despedirme, quisiera que supiera que le agradezco mucho a mis papás que en su momento, nunca me entendieron pero si me apoyaron. Porque para ser un buen padre, no basta tener instinto, se requiere aprender, y no a través de los errores, si no de adquirir nuevos conocimientos, entender a "ESOS LOCOS BAJITOS" (como dice en su canción con ese título, Joan Manuel Serrat). Yo no tengo hijos, pero si soy uno. ¡¡¡NO BASTA!!!

Esto que le acabo de platicar Doc, es tan controversial que a la fecha hay una diversidad de opinión tan subjetiva que, la ignorancia o los intereses lucrativos no nos permiten entender cuál es la mejor forma de atender a los hijos.



P.D. Ha valido la pena todo este tiempo, a pesar de que en varias ocasiones quise dejarle a Dios hacerse cargo de todo esto y lo arreglara por mí. Estoy en el mejor momento de mi vida en cuanto a estabilidad emocional y muchas otras cosas más.

Saludos Cordiales:

Un paciente al que tal vez ya ni recuerde.

No basta. Franco Devita








Esos Locos Bajistos. Serrat


3 sept. 2009

Los niños de la calle... qué pecado!!!


Hace veintitantos años tuvimos la oportunidad de convivir con algunos niños de la calle. En ese entonces Elena y yo recibimos muchas críticas por haber permitido que entraran a nuestra casa, convivieran y compartieran algunas veces el pan con nuestra pequeña familia.

Estuvimos cerca de ellos tal vez por dos años, siempre de la mano bondadosa de mí gorda, era increíble ver como les podía dar un abrazo y un beso afectuoso haciéndolos sentirse queridos, le decían Tía, pero no tengo duda que desde su corazón le decían Mamá. Y yo a su sombra, disfrutando siempre su inagotable bondad y tratando de aprender de lo sencillo de su corazón.

Cada fin de semana sin excepción venían a la casa por las mañanas a recoger su Domingo, que no era otra cosa que su mesada para pasar la semana. Algunas veces llegaron a venir hasta quince niños de muchas edades, desde dos a los catorce años. El Maico, los Juanitos, el Jarocho, Manuel y todos los demás llegaban siempre a la casa gritándonos, haciendo un gran escándalo:


¡¡ TIOOOOS, QUEREMOS NUESTRO DOMINGOOOOO !!

Estuvimos ese tiempo compartiendo con ellos: sus miedos, los de nosotros y sobre todo los de la gente que los veía entrar a nuestra casa...

Todo iba caminando bien hasta que un día que regresábamos del parque donde fuimos a tomar una nieve con los chavos, al bajar todos del coche mi hijo Israel -quien en ese entonces tenía dos años- puso sus manos en el poste de la puerta del auto y vi como el Jarocho le aventó la puerta queriendo lastimarlo; quizás queriendo apaciguar todo el dolor de los años de caminar solo, de no comprender porque ese niño de cabello rubio era tan querido y él no,... seguramente no fue él quien aventó la puerta, creo que fue todo el dolor acumulado en su corazón quien lo hizo,...afortunadamente mi instinto y mi desesperación me hicieron reaccionar y pude detener la puerta antes de que lastimara a mi niño.

Lo que si ya no pude detener fueron mis miedos, que tomaron mi corazón y machucaron mi alma, haciéndome renunciar a continuar acompañando de a poco en el camino a estos ángeles perdidos del Señor - sin lugar a dudas son sus ángeles disfrazados de mugre y mal olor- quienes al entrar en nuestras vidas sin remedio nos enseñan que el cielo no es para todos, sino tan sólo para aquellos que pueden ver más allá de lo material.

Hace una semana, regresando de una fiesta, nos encontramos en una exposición de Arte con Carlos Humberto, un pintor que tuvo la oportunidad de convivir con ellos por diez años. Nos platicó tantas cosas que con ellos vivió, que indudablemente me hicieron remover los escombros del miedo, cuestionando mi proceder…

¿Qué no hubiera sido más fácil sólo alejar a mis hijos sin renunciar a esa ayuda?

Tengo que ser sincero, ahora al pasar el tiempo no sé si eran ellos o nosotros los que estábamos recibiendo ayuda... no lo sé, ellos perdieron su Domingo y a los Tíos, nosotros la oportunidad de estar cerca de los ángeles del Señor.

Al paso de los años por las condiciones de nuestro país, hoy yo y todos nosotros tenemos la oportunidad de romper con nuestra ceguera, la oportunidad de salir al encuentro de la pobreza: la económica y la del espíritu. Si la batalla del día a día nos vence y por miedo postergamos tal encuentro, seremos cada vez un poco más cobardes alejandonos del cielo,...seguramente no podremos vencer de tajo todo este miedo acumulado por el paso de los años, pero de a poco, sólo de a poco, paso a paso podemos ir venciendo la cobardía cada día más, acercándonos a la congruencia, rompiendo con nuestro...

GRAN PECADO DE OMISIÓN!!!


30 ago. 2009

Todos en el estrado


Este verano, mi hijo Alex en sus vacaciones tuvo la oportunidad de asistir a la obra de teatro “Hair”, llegó verdaderamente impactado porque al final de la obra lo invitaron a subirse al estrado a cantar con los artistas y de alguna manera hacerse parte del reparto de esta ópera Rock.

Este acontecimiento y el ver cómo nuestros espacios de pensamiento han ido creciendo poco a poco; como una semilla reventando en la tierra, con la esperanza de convertirse en un gran bosque de expresión y acción. Me hace pensar que se está acercando el tiempo de dejar las butacas y subir al estrado a expresar lo que sentimos, sin mayor pretensión que compartir lo que somos e ir desarrollando nuestra red de pensamiento.

Expresar lo que sentimos,…que cosa tan grande, sin duda, de los mejores regalos que nos ha dado el Patrón, como si hubiera querido diferenciarnos de todos y todo lo que existe en el universo, regalándonos la libertad de ser y expresar lo que queramos.

Pero tal vez lo más importante de todo esto sea la capacidad de hacer alianzas de pensamiento y acción, en donde lo personal se derrame en el grupo y llegue a la sociedad, construyendo redes tan fuertes que no exista nada que pueda debilitarlas, ni siquiera: el egoísmo, la soberbia, los intereses particulares, las cosas que ahora están de moda y nos detienen para ir adelante.

Estamos en un estado de emergencia, estamos siendo llevados por nuestra inconsciencia al borde del abismo, tenemos que saltar de nuestros asientos y gritar lo que sentimos:

¡¡¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH!!!!...

...lo que sea que nos ayude a dejar de ser observadores pasivos y salir al paso a buscar nuevos rumbos para todos los de nuestro género y los que habitamos este planeta.

Para mí, el tiempo de que los gobernantes resuelvan las cosas ha quedado atrás, somos demasiados para encargarle a unos cuantos el destino de nuestro planeta, tampoco es contrapunteándonos con ellos, eso no acabaría más que en una lucha de poder vana, donde lo único que cambiaría es el que está arriba y el que está abajo. Esto es un asunto que compete a todos, en donde debemos trabajar juntos en la construcción de nuevos horizontes, debemos aprender a fluir como género aprendiendo de la consciencia colectiva, es por ello que propongo que todos subamos al estrado integrandonos al reparto de la construcción de un mejor lugar, actuando y cantando a una voz:


¡¡¡JUNTOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN MEJOR PLANETAAAA!!!


23 ago. 2009

Remodelando el corazón



La semana pasada cuando estaba escribiendo sobre la remodelación, en cada nuevo párrafo me encontraba con muchas veredas que podían ser exploradas y,… ahora que estoy aquí, veo que todavía hay pensamientos que no han sido plasmados.

Ha sido tan intenso este tiempo de cambios que me ha hecho pensar: en el pasado, en el trabajo en grupo, en los miedos que nos detienen a ir adelante, en la remodelación del corazón,…a cada momento me voy encontrando con nuevas metáforas que bien podrían ser parte de este espacio y todas sin excepción me piden que me acuerde de ellas a la hora de derramar la tinta, en fin...

Cuando tomamos la decisión de remodelar este espacio en ningún momento me imaginé todo lo que íbamos a encontrar, los demonios del lugar y del corazón que tendríamos que despertar y correr porque ya no es su espacio, con tanta luz que entra ya no tienen por qué estar más aquí. Esto los ha molestado tanto que al salir se han ido lanzándome amenazas como: no es el tiempo de hacer cambios, el país esta en crisis, te quieres pasar de listo y lo vas a pagar, no debiste de habernos lanzado, te has llenado de soberbia y eso te ha cegado. Me han dicho tantas y tantas cosas que algunas veces tengo que reconocerlo, me han hecho dudar, pero…cuando veo la luz que ahora entra y baña los espacios de esta oficina, retomo la confianza y siento que voy en el sentido correcto.

Qué curioso, como en esta oficina,…vamos pasando la vida, el día a día, o mejor dicho el momento a momento, y nos vamos llenando de cosas que no necesitamos: el miedo, los prejuicios, la avaricia, la soberbia, el yo mismo. Cosas que, de alguna manera se van incrustando en el cuerpo y el corazón, las vamos haciendo parte de nosotros mismos, tan incrustadas que creemos que nacimos que con ellas y son parte del alma, dejando que nos dominen, alejándonos de la libertad, de lo simple, de la naturaleza, de lo ligero, de lo sustentable.

Como esta remodelación, me imagino que debemos hacer las remodelaciones del corazón, sacando a la luz lo viejo y anquilosado, que por supuesto, va a generar un gran desconcierto en todo nuestro ser al vernos exhibidos ante los demás y nosotros mismos, creando un remolino de sentimientos como el dolor, el miedo y el coraje, que pareciera que nos van a hacer explotar!!, pero,…no sé porque, cuando más desesperados estamos,...siempre aparece la mano del jefe tocándonos el corazón calmando la tormenta -como esa que cuenta la biblia- apaciguando las aguas, devolviéndonos la paz y la confianza en nosotros mismos, reencontrándonos con el camino.

De alguna manera pienso,…que todos los caminos al cielo pasan por esta vereda amarga de sanación, tal vez porque en el cielo no hay lugar para cargas de mas, donde a la mejor lo único que vale es nuestro espíritu limpio y por ello tenemos que dejar lo que sobra en el camino, enfrentando y venciendo el miedo, preparándonos para el encuentro con la paz y la libertad!!
.

13 ago. 2009

Rompiendo con el pasado


Estamos remodelando la oficina y por ello estas semanas han transcurrido en medio del ruido penetrante de las pulidoras, del sonido seco que producen las macetas y los marros; de una manera sutil, en menos de tres semanas esto se ha vuelto un caos. Algunas veces, me encuentro frente mi impaciencia y otras tantas con mi deseo incontenible de terminar con esta remodelación que a veces me hace sentir desesperado, y otras feliz al ver cómo se van transformando los espacios de este lugar tan querido.

El polvo ha irrumpido en la oficina como queriendo hacer auditoría; se ha metido en todos los papeles, ha revisado hasta la última póliza, ha invadido todas las mesas y las sillas, buenooo... está en todas las paredes, no sé qué piensa encontrar ahí!!!. Ha buscado en todos mis libros técnicos y los de literatura, y como si eso fuera poco, está en el cabello, las cejas y las pestañas de todos los aquí trabajamos.

Pero… qué maravilla, a cada momento vamos avanzando y le vamos dando la vuelta a este descontrol. La auditoría del polvo casi ha terminado, no sin antes cuestionarlo todo: los papeles que no tiene ningún sentido guardar, los cables viejos que se han quedado encallados en las paredes por el paso de los años y las circunstancias. Cada cosa que encontró ha sido cuestionada, pidiéndonos que nos quedemos sólo con lo necesario.

Ha cuestionado tantas cosas que de pronto… me encuentro platicando con mi pasado, recordando como mi padre tuvo que seccionar este lugar por motivos de supervivencia, poniendo muros que redujeron su Ferretería y con ello su confianza, que por supuesto -y sin que esto sea un reproche- permeó a toda la familia haciéndonos... un poco hippies, un poco rebeldes, muy sensibles, muy conscientes y muy responsables.

Pues bien, hoy todos esos muros han quedado atrás y con ellos se ha ido esta parte de mi pasado que de alguna manera representa la prueba, el fuego templando el acero. Por todo esto y porque el corazón me revienta de emoción, hoy quiero decirte:


Pa, quisiera que soñaras un sueño en el cielo…
Un sueño que te permita venir a la tierra
para que vieras lo que hemos hecho
en tu Ferretería,…en nuestra Ferretería.

Estamos remodelando este lugar y hemos derribado los muros…
esos de los que te has de acordar tanto como yo
o cualquiera de mis hermanos,
esos que atraparon nuestra confianza y nos llenaron de miedo,
haciéndonos sentir tantas veces a la deriva.

Pa, no sé si a ti te pase lo mismo,
pero a mí esto me llena de alegría y sabes pa,
es un poco por mí, pero,… es mucho por ti.

Pasaste tantas angustias luchando por sacarnos adelante,
que ahora que veo este espacio cómo cuando lo construiste
me lleno de alegría y algo en mi corazón me dice:
hemos dejado esto en el pasado.

Ya no tiene ningún sentido recordar lo que vivimos con dolor…
no para mí, y me gustaría que en tu sueño tu pensaras lo mismo…
no para ti, hemos cerrado un ciclo, hemos dejado atrás el pasado.

Pa, quisiera que cuando despiertes de ese sueño,
te sientas lleno de alegría porque esa ya no es más tu carga,
o simplemente... por haber soñado este sueño!!!




2 ago. 2009

Cansado de la tierra,...decidiste levantar el vuelo


Cuando el Universo me abandone y el sol este ausente del cielo,
cuando en la noche se refleje mi antigua duda y ya no vea en ella mis ojos,
entonces,…cambiare mi torpe cuerpo por las alas en las que entrare en la mañana del despertar eterno
más allá de los sucesos momentáneos!!

Facundo Cabral

______________________________________________________________________


Aunque quisiera derramar la tinta en otros pensamientos, de pronto me veo atrapado por la muerte de mi amigo Toño y mis reflexiones se detienen aquí, una y otra vez,…como pidiéndome que exprese lo que siento a pesar del dolor que produce una separación tan inesperada.

Cuanto trabajo cuesta hablar de un tema que no se tiene ninguna autoridad, que difícil plasmar cualquier palabra o cualquier letra que pudiera tener filo y lastimar a quien no quiero,…nooo, no es esa mi intención; que la intención de este escrito sea darle un sentido digno a tu partida, más allá de todos los prejuicios que nos envuelven cuando alguien cansado de la tierra y su entorno, decide abrir las alas y levantar el vuelo.

Pues bien mi querido Toño, quiero decirte que tu partida fue tan abrupta que ni siquiera creo que sea cierto, siento como si te fuera a encontrar en cualquier momento y me dijeras como siempre lo hacías:

Lo tengo checado ingenierooo!!

Pero no,...desafortunadamente ese juego no lo vamos a poder jugar más, no en este espacio y en este tiempo, decidiste irte a buscar otro sendero, buscando nuevas oportunidades, soñando con el cielo. Y sabes?, no me duele eso, me duele no haber estado atento a tu dolor para haber podido tenderte la mano y hacer más ligero tu camino, siempre vamos corriendo sin voltear a vernos, sólo corremos porque todos lo están haciendo, que cosas hacemos a veces, dejamos lo más por lo menos!!!

Bueno mi Toño, no sé más que decirte, no quiero herir a nadie con mis reflexiones lejos del dolor de la soledad que pudiste estar viviendo, sólo quiero decirte que voy a estar atento por tu familia, luchando porque sea menos dura tu partida y,…hasta que nos volvamos a ver:

Que Dios te lleve siempre de la mano!!!

19 jul. 2009

"Mi raza es... humano"


Hace poco recibí este mensaje en un comentario de este espacio.
La verdad me deja impactado como en tantos lugares se dan manifestaciones de tan grande consciencia. De pronto parece que ya estamos cansados de permitir que nos confundan con toda la irrelevancia que ha tomado a este hermoso planeta, haciéndonos creer que somos más importantes de lo que verdaderamente somos, exaltando la consciencia individual; la que nos hace sentir lejos de todos los demás, caminando solos.

Tal vez sea por ello que necesitamos tanto de lo material, como si de verdad fuéramos a encontrar la felicidad por este sendero, por eso cada día queremos un poco más: el dinero de mi vecino, la creatividad de mi compañero, la astucia de nuestros líderes, etc., etc.. Estamos dispuestos a lo que sea: a lastimar, a quitar, a arrebatar, a hundir a quien se atraviese en nuestro camino, el sendero de ceguera que recorremos, donde -a querer o no- vamos la mayoría.

Pero,… ¿por qué no hacer un alto y abrir los ojos aunque sea por un momento?, sólo un instante en el que nos detengamos y abramos los ojos buscando la consciencia, la razón que el corazón nos cuenta, entendiendo que no estamos solos, que no somos más importantes que nadie, que el verdadero valor de este lugar se llama "TODOS", incluyendo los más desprotegidos de este mundo... ¡¡¡que mira que son varios ehhh!!!.

Caray,..., casi siempre el lápiz se confabula con la consciencia y me obligan a derramar la tinta por estos rumbos, será porque veo que ya no nos queda mucho tiempo para salvar nuestro planeta, pero,... ¿cómo vamos a devolverle la paz a nuestro planeta?, si no somos capaces de hacer la paz con nuestros hermanos pobres del mundo. Queremos salvar las plantas, el agua, el aire, la tierra y nada nos mueve al ver a un indigente en cualquier parte del mundo, porque sin lugar a dudas, en todos lados los hay!!!. En México, New York, Paris o en Roma existe la desesperanza del hombre, necesitamos dejar ya la soberbia de lado y salir al encuentro de la paz o por lo menos la compasión por todos los de nuestro género.

Por eso, hoy digo y propongo que todos digamos:


"MI RAZA ES,... HUMANO"



11 jul. 2009

La guerra de Parral contra los USA



Hoy vamos a darle un giro a este espacio, acabo de descubrir un sitio en Internet donde puedes hacer tus presentaciones de Power Point ( Slideshare ), es una maravilla porque puedes darle un sentido multimedia a lo que quieras expresar.

Buscando algo importante que presentar, me encuentro con esta presentación, que es de lo más gracioso que he leído,... es una manifestación clara del humor que tenemos los mexicanos a las cosas que nos suceden;

¡¡¡Es la declaración de guerra del municipio de Parral a los Estados Unidos!!!


3 jul. 2009

A veces yo me pregunto...




Vengo regresando de viaje, fui con un grupo de colegas de mi negocio a conocer una empresa de California que ofrece consultoría para la construcción hospitales de alta especialidad. Regreso admirado y sorprendido de lo que he aprendido en este viaje.

Lo que mejor impresión me dio es la manera como trabajan en equipo, más allá de las condiciones que tienen para hacer su trabajo que algunas veces sobrepasa lo que nosotros tenemos a nuestro alcance, es la manera como están dispuestos a realizar su trabajo en equipo, sólo por el gusto de hacer el trabajo en conjunto; es como si hubieran nacido sabiendo que las posibilidades son mucho mayores si se trabaja en equipo.

Me pregunto, ¿Cuál es herencia que estamos pagando los latinoamericanos que nos hace que nos veamos unos a otros como unos desconocidos, dignos de toda nuestra desconfianza?, tal vez nuestros ancestros prehispánicos abusaron de la grandeza de sus tiempos y molestaron tanto a los Dioses; que ahora nos tienen bebiendo este trago amargo de desconfianza, que nos confunde y nos hace creer cosas que no son ciertas, llenándonos de miedo y alejándonos de la consciencia, de la libertad, del progreso.

No me refiero al progreso del dinero, me refiero al progreso donde todos caminemos como hermanos en la construcción de mejores condiciones para todos los de nuestro género, para la tierra; donde seguramente no necesitaremos grandes lujos, ni exaltaremos como hasta ahora lo hemos hecho a la consciencia individual, esaaa,… que nos hace ver como rivales a quienes pudieran ser nuestros grandes compañeros del camino.

¿También me pregunto? ¿Por qué me pregunto… todo esto que me pregunto?,… Que no será que los Dioses ya no están tan enojados con todos nosotros y de a poco han ido dejando en el aire algo de la consciencia que se llevaron cuando los molestamos tanto y por eso ahora podemos soñar con un mejor lugar para los latinoamericanos, un lugar donde la pobreza quede fueras de nuestro entorno, donde todos estemos unidos simplemente por las ganas de querer estarlo, donde hagamos volar nuestro continente al cielo y con ello podamos jalar al resto de los habitantes de este hermoso planeta, atrapado por ahora entre las cadenas de la ambición y la soledad.

Han quedado atrás los tiempos en que volteábamos al pasado lamiéndonos las heridas de nuestra herencia lastimera… ¡Ya no más, hoy simple y sencillamente quiero declararme ciudadano de este continente, mejor aún ciudadano del mundo! Creo que ya es tiempo de estar a la altura de nuestras verdaderas posibilidades como ‘Homos sapiens’ y convertirnos en habitantes del mundo. Habitantes de este hermoso lugar en el que hay cabida para todos los hombres integrados con el reino mineral, el reino vegetal y el reino animal armónicamente.

Este es el momento del cambio, hoy salgo del sendero de la desesperanza, del dolor de los latinos, de los del tercer mundo para buscar nuevos horizontes e ir al encuentro de la tierra prometida, una nueva tierra prometida, esa a la que seguramente llegaremos caminando con el corazón, donde el valor más grande se llame “TODOS”, donde sepamos que todos formamos parte de este increíble universo, con la consciencia para crear, para fluir para la vida,…siempre para la vida.

Hoy anhelo que todos digamos:

¡¡¡Mi país es la tierra y mi bandera el firmamento!!!


Interpretación original Seals & Croft


Ruby Jean and Billie Lee / Seals & Crofts (1973)

Oh Ruby Jean, last night I dreamed I was runnin' somewhere beyond the stars.
I called out to you, and you answered softly.
You are the children's eyes, and I'm the days gone by.
Oh Ruby Jean, it doesn't seem like a long, long time, since we were born again.
Into the dazzling light, uniting black and white.
You are the rich brown earth, and I'm the flowers that grow.


We'll have children (Lua), of the Kingdom (Joshua).
They won't be torn by war, nor will they kill or hate, or hesitate, to love. Justice.
Oh Billie Lee, it's destiny that we meet again, here on this earthly plain.
I'll see all the worlds with you, but you'll have to help me through.
You are the straight and narrow path, and I'm the wayfayer.

Oh Billie Lee, we shall be free in the years to come, to help build the Promised Land.
We'll go where the day springs run, together and live as one.
He is the object of our longing, and we're His creation.
We'll have children (Lua), of the Kingdom (Joshua).
They won't be torn by war, nor will they kill or hate, or hesitate, to love. Justice.

______________________________________________

Oh Ruby Jean, anoche soñé que corría
En algún lugar más allá de las estrellas.
Te llamé y me contestaste suavemente.
Tú eres los ojos de los niños y yo soy los días que se han ido.

Oh Ruby Jean, no parece que ha pasado tanto tiempo
Desde que renacimos en la luz deslumbrante
Que unifica al blanco y al negro.
Tú eres la rica tierra del campo y yo soy las flores que en ella crecen.

Tendremos hijos del reino
Ellos no serán desgarrados por la guerra,
Ni tendrán que matar,
Odiar o vacilar para vivir la justicia y el amor.

Oh Billie Lee, es nuestro destino que nos reencontremos aquí en la tierra.
Entonces contemplaré junto a ti todos los mundos como si fuera la primera vez
Pero tendrás que ayudarme a recorrerlos.
Tú eres el camino recto y estrecho, yo soy el caminante.

Oh Billie Lee en los años venideros tendremos que alcanzar la libertad
Para ayudar a construir la Tierra Prometida.
Iremos juntos donde nacen los días de primavera y viviremos como uno solo.
Él es nuestro anhelo y nosotros somos su creación.

Tendremos hijos del reino,
Ellos no serán desgarrados por la guerra,
Ni tendrán que matar,
Odiar o vacilar para vivir la justicia y el amor.

28 jun. 2009

Todo nuestro corazón en el trabajo


El pasado martes mi hijo Luis Israel presentó su trabajo final para recibir el grado de maestro en mercadotecnia, mismo que estuvo preparando al menos los tres últimos meses.

Hoy que hablamos con él, estaba muy molesto porque sintió que no había sido evaluado de acuerdo al esfuerzo realizado en esta tarea. Nos decía que sus maestros le habían comentado que era el mejor trabajo que se presentó, pero que el documento había tenido algunos detalles de redacción y, por lo tanto, su evaluación no sería la mejor de todas; esto lo tenía verdaderamente confundido y un poco desmoralizado.

Sin querer todo este acontecimiento me remontó a mis años de Universidad, cuando las únicas herramientas que tenía para sortear el temporal eran mi calculadora HP41CX (una verdadera joya para la época con dos Kb de memoria RAM, uufff!!!), amén de mi orgullo y deseo indomable por estudiar sólo lo que mi corazón amaba sin importar las consecuencias.

Todo esto por supuesto que me trajo grandes problemas con algunos maestros, al grado que una vez tuve que presentar un examen de última oportunidad, como consecuencia de llegar a un examen de Hidráulica I con todo programado en mi 'maravilla', como le decían a mi calculadora algunos amigos. Esto molestó tanto a mi maestro que me puso un contundente cero de calificación, no sé si porque no comprendía lo que yo había hecho o porque desafié su nivel intelectual, lo cual me puso contra las cuerdas al borde del knockout y, con todo mi coraje, no tuve más remedio que presentar el examen de última oportunidad sin las posibilidades que me ofrecía mi 'maravilla'.

Pasé el examen y continué con mi carrera después de tremendo susto, pero a la distancia reflexiono si realmente vale la pena detenernos ante estos acontecimientos tan faltos de relevancia o si vale la pena sufrir y dejar un pedazo del corazón atormentándose por lo que otros piensan de nuestro trabajo. Yo creo que no vale la pena estar atados a la percepción de otros, pues nuestra flecha llegará tan lejos como nuestra energía tense la cuerda; todo depende de nosotros, sólo de nosotros.

Estoy seguro de que lo verdaderamente valioso de lo que emprendemos es el corazón que ponemos para que las cosas sucedan, y eso es lo que tenemos que evaluar. Lo demás es completamente irrelevante y no vale la pena detener nuestro espíritu en ello. Por todo lo dicho hago mías las palabras de Facundo Cabral:

"O será que al fin he comprendido que es mía la sombra que empaña este bendito recinto de luz, por eso ya no confundo la luna con el dedo que la señala, ni ando entre muertos que alzan banderas para sentirse vivos,…nooooo, les digo nooooo".

21 jun. 2009

Nuestros viejos…los viejos del mundo



Que difícil romper el silencio para hablar con cariño de los viejos, como si la conciencia estuviera al acecho de las palabras para comprometernos a vivir congruentemente nuestras reflexiones, ¡¡cuanto trabajo le cuesta al lápiz fluir con el pensamiento y plasmar las ideas que nos ayuden a estar cerca de ellos!!

¿Por qué será que permitimos que nuestros viejos vayan caminando solos?, tal vez, nos vamos llenando de miedo sabiendo que el tiempo va acercándonos a ese sendero, paralizando nuestra ternura y paciencia, tratando de salir corriendo en otra dirección; rechazando la fragilidad, los razonamientos pausados y repetitivos, que irremediablemente llegarán a nuestras vidas si logramos sobrevivir los tiempos de lucha y conquista.

¡¡Ayyyy los tiempos de lucha y conquista!!, esos que nos hacen esclavos de lo material, de lo que no es tan importante y nos han hecho creer que es lo más importante, pero... ¿nosotros qué pensamos de eso?, somos responsable de vivir como hemos decidido vivir sin importar las tentaciones del confort. Tal vez, ya sea momento de cambiar nuestra mentalidad y de a poco, ir partiendo las diferencias entre lo material y lo espiritual, mezclando la mejor parte de los dos mundos y vivir en armonía; lo material para vivir con dignidad y lo espiritual para hacer la paz.

En fin, ya no debemos seguir caminando sin atender esta maravillosa oportunidad que nos brinda la vida de ir junto a nuestros viejos, cuidándolos con cariño, aprendiendo de ellos, de las cosas que ahora no comprendemos pero que el tiempo nos irá haciendo entrar en razón, aprendiendo de la gratitud que tienen; por una llamada, por un te quiero, por cualquier detalle que llena sus corazones de alegría, haciéndolos sentirse queridos, aceptados y parte de la familia.

_______________________________________________________________________________________

Gorda, ¡¡que lección tan grande nos has dado a todos los que estamos cerca de ti, la ternura con la que cuidas y atiendes a tu mamá, es una gran cosa!!. Como dice Laura tu hermana, es verdaderamente una bendición tenerte cerca, simplemente gracias.