2 dic. 2012

Sin el miedo ancestral a la sotana o a la venganza final de lucifer…



Dice un fragmento de una oración muy bella…

No me mueve mi Dios para quererte
El cielo que me tienes prometido
Ni me mueve el infierno tan temido
Para dejar por eso de ofenderte…

Caminando amarrado a los condicionamientos religiosos, esos que me atraparon desde que fui amamantado, o tal vez antes... de vez en cuando viene a mi puerta este párrafo; cuestionando lo aprendido, queriendo liberarme de tanto prejuicio y tanto miedo acumulado a través de los siglos; pasando como si fuera una larga cadena de generación en generación, cada vez con eslabones más fuertes.

Que ahora, con el acercamiento del genero humano a través de la Nube, como ahora le decimos al Internet, pareciera que esas cadenas van perdiendo su fuerza a la velocidad a la que los megabytes se van derramando en el mundo; algunas veces llevando consciencia y otras pornografía, pero siempre poniendo lo que hay en el planeta al alcance de todos.

Entre el recuerdo liberador de esta plegaria y los megabytes que se han derramado, me quedo reflexionando… qué sentido tiene vivir con todos estos miedos aprendidos desde la cuna y que se han impregnado en el corazón confundiendo la vista,  haciéndonos creer que es verdad lo que no es, o al menos no del todo.

Ahora sé que el verdadero sentido de nuestras vidas es la libertad, esa que rompe con la dicotomía de lo bueno y lo malo, la que nos permite caminar donde queramos sin miedo a perder al cielo o a caer en el infierno. Creo que al Patrón le molesta mucho más, que dejemos de hacer cosas por miedo, a que las hagamos; por muy malas que estas parezcan.

Cuando Siddhartha y Govinda decidieron dejar la vida de sacrificio con los Samanas, en sus reflexiones comentaban… qué no habrán aprendido lo mismo esos que están en los burdeles emborrachándose con mujeres, que nosotros que hemos renunciado a todos los placeres? ¿ Qué no estarán tan cerca del Nirvana como nosotros, sólo que ellos están disfrutando la vida?

Pero... Que fácil hablar de los velos que nos nublan la vista, pero que difícil quitarlos a la hora de caminar el día día... tal vez, el secreto sea desmitificar al cielo y al infierno, ni uno está tan alto ni el otro tan bajo. Están tan dentro de nosotros que no vale la pena hacer tantos mitos de ellos. Facundo Cabral decía… supe del Diablo la noche que al hambriento dije nooo, también esa noche supe que el Diablo es hijo de Dios. 

Quizás no se trate de ser buenos o malos sino congruentes; con nosotros mismos.  Estoy seguro que en el corazón no gobiernan los prejuicios ancestrales que nos amarran,  ahí no hay lugar para el miedo o la soberbia, tan socorridos por estos rumbos. Y de esa manera vivir simple con la confianza de ser plenos!!!






11 nov. 2012

Mucho más una bendición que un donativo...




Hace unos días vino al negocio mi primo el que regala chiclosos con un amigo; ambos son un poco mochos, bueno un poco más que un poco... mejor dicho son súper mochos. Venían un poco desesperados porque estaban buscando recursos para un festival cristiano que estaban organizando y les faltaba una lana para solventar todos los gastos; les quedaban muy pocos días para conseguirlo.

En medio del choro mareador que me estaban tirando les pregunté ¿Cuál es el sentido de fondo de todo ese trabajo? Sin pensarlo demasiado me dijeron... Evangelizar, hay tantos jóvenes que están perdidos que hay que hacer algo para jalarlos al camino de Dios. Sorprendido por la respuesta les dije ¿ Y ustedes recibieron alguna señal del Patrón que les dé autoridad para andar recogiendo ovejas perdidas ? ¿ Qué no todos los caminos que existen, los de la virtud o el pecado, no son otra cosa que las diferentes veredas que tarde o temprano desembocarán en el cielo y por ende con el Patrón? ¿Qué no sería mejor respetar y acompañar en el camino a los seres queridos y a los no tan queridos?

Sorprendidos por mi forma de pensar, pelaban los ojos, seguramente pensando... este güey está medio loco, yo creo que aquí no vamos a obtener nada. Sin embargo continuaron... hemos conseguido la mitad de lo que nos faltaba, nos quedan cuatro días para conseguir la otra mitad.

Definitivamente no creo en la forma de lo que están Ustedes haciendo, sin embargo... Me parece que el fondo tiene un sentido claro de responsabilidad y están preocupados por ayudar a nuestros hermanos. Es por eso, que si los voy a ayudar, pero eso si les advierto... No voy a asistir a su festival religioso!!!

Y con una actitud que nunca he de olvidar, el amigo de mi primo me dijo... Más allá de nuestras diferencias de pensamiento, está la forma de compartir, y por ello te bendigo... bendigo a tu negocio y las cosas que están cerca de ti, que el Señor te siga dando y te llene de bendiciones. Tantas cosas me dijo, que de verdad les digo que me cimbró completamente, a tal grado, que con la energía de la bendición derramándose sobre mi, tuve que detenerlo y le dije; por favor para, no es necesario que hagas eso, es más, creo que ni soy digno de una bendición como la que me acabadas de dar.

En la reflexión del amanecer del día siguiente, platicando con la almohada... Me quedé pensando en que; independientemente de nuestro grado de libertad o de paz, de luz o de obscuridad, realmente todos somos dignos de una bendición y cuando alguien nos bendiga, no debemos detenerlo, puesto que es como una petición de alguien frente al Patrón por tu bien y el de las cosas que están cerca de ti. O como dice mi gorda, no es que alguien le pida al Patrón por ti, es el Patrón que a través de alguien te derrama sus bendiciones.

Por eso todos deberíamos de aprender a bendecir como el amigo de mi primo, con las palabras llenas de congruencia, tal vez si hiciéramos eso el camino sería más simple. Si tuviéramos la capacidad de bendecir lo que está a nuestro alrededor; a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestros enemigos, a todas las cosas que nos pasan; las alegrías, los logros, los problemas, la tristeza, las conquistas o las pérdidas. Somos tan frágiles que sí caminamos con las bendiciones, sin duda el sendero estará mucho más iluminado.

Por ello, hoy quiero ciberbendecir - que me imagino que es igual que la otra, sólo que esta es digital - a todos los que comparten este espacio, con esta bellísima petición al Jefeee...

" Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos,
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille cálido sobre tu cara,
que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y,
hasta tanto volvamos a encontrarnos,
que Señor te lleve en la palma de su mano ”

28 oct. 2012

Porque anclado no subes ni bajas...



Venía en la carretera de regreso a casa escuchando música, después de hacer una presentación de un sistema que desarrollamos para la construcción, cuando se me atravesó una frase de una canción que me hizo reflexionar todo el camino...

Porque anclado ni subes ni bajas...

Nunca había pensado el sentido profundo de cambio que tiene el movimiento, sin importar la dirección en que este se genere. Es como sí de pronto esta pequeña frase se hubiera estrellado en mi corazón, haciendo despertar a la razón para hacerme entender de una manera clara; que la lucha no es por ir siempre adelante, sino por estar en movimiento, pues ahí es a donde se genera; el conocimiento, la creatividad, y sobre todo la libertad.

Cuántas veces hemos dejado todos, pasar oportunidades que el Señor nos pone al alcance de la mano, por no tener que enfrentar a la incertidumbre, a la bendita incertidumbre; la puerta mágica donde se encuentra la libertad. Y decidimos vivir atrapados, justificando nuestros miedos y nuestra cobardía;  en medio de gente igual de temerosa que nosotros... y tejemos prejuicios y nos vestimos con ellos; haciendo que no sabemos que van contra nuestra naturaleza.

Tenemos qué separar y entender claramente cuál es nuestra batalla... No es por movernos hacia adelante o hacia atrás, nuestra lucha es por movernos o permanecer anclados. Muchas veces me he confundido, porque pensé que la lucha era por hacia adelante o hacia atrás. Pero qué es ir atrás?? Si sólo son los cimientos de ir adelante, seguramente no es otra cosa que la base del conocimiento para poder ir adelante. Y si esto que digo es verdad... atrás o adelante se vuelven lo mismo, se funden en el movimiento, elemento esencial para alcanzar los sueños.

Debemos de preocuparnos sólo por permanecer en movimiento, no tiene ningún sentido dejar pasar la vida en la orilla del río, perdiendo la oportunidad de fluir con el Universo, hacia donde quiera llevarnos, sin miedo a nada, porque también nosotros somos parte de este gran espacio o gran sueño. Y si el Universo es del Señor, entonces todos sin excepción somos parte de él!!!



23 sept. 2012

Las cibercadenas y la contaminación del pensamiento...




Actualizando el software de la computadora de mi gorda, revisando que la bandeja de entrada estuviera recibiendo bien los correos, me encontré - como decía el Chavo… fue sin querer queriendooo!!! – con una cadena de oración. Al inicio del choro mareador decía que podría ocurrir algo grande si le ponías el acento a la palabra espíritu, porque la habían escrito sin acento…



Aunque ya no vi que más decía la famosa cadena, se me quedó atorada en los pensamientos, reflexionando… cómo es posible que alguien quiera evangelizar de ese modo, sin pensar que lo que están haciendo puede confundir a algunas personas con asuntos mágicos, que evidentemente no van a ocurrir y después contaminando el ciberespacio de una manera irresponsable, tirando basura digital que a fin de cuentas también produce CO2, nomaaaa!!!



En la tarde, por esas cosas que suceden en la vida, tuve la oportunidad de platicar con el autor intelectual de esa cadena. Le pregunté por qué hacen esas cosas de mandar mil cadenas a mil gentes, cuál es el sentido de querer evangelizar así? Me dijo que es importante difundir el mensaje del Señor…



Me quedo pensando… ¿Qué el Patrón verdaderamente querrá que difundamos su mensaje para acortar los caminos que van al cielo? Realmente el tendrá necesidad de que lo promovamos, cuando todas las cosas que hacemos desde mi punto de vista, no son otra cosa que las diferentes veredas por las que cada quien tiene que pasar para llegar al cielo. Que voz tiene más eco en el cielo, si la verdad la mayoría de nosotros vivimos inmersos en el miedo, que algunas veces lo manifestamos en cobardía y otras muchas en soberbia.



A mi me parece y no quisiera que esto se convierta en otra cadena uncidora, sólo a mi me parece… que lo único que quiere el Señor es que
dejemos de tener miedo y que caminemos donde tengamos que caminar sin que nada frene nuestra libertad. La libertad de mirar de frente al horizonte sin
complejos de ningún tipo, sin voltear al cielo con sumisión; olvidando que
somos un fragmento del Universo y con ello una pequeña parte del mismísimo Jefeee. O mirando hacia abajo, olvidando que estamos conectados y que no somos más que nadie, ni siquiera más que los animales, los vegetales o los minerales.



Dejemos que las palabras las digan nuestras acciones y hagamos de lado nuestros choros dogmáticos uncidores; de la religión, de las sectas, de los agnósticos, de los negocios, de la familia y su educación, de todas las cosas que nos uncen y detienen nuestro camino a la libertad. Busquemos la paz, rompiendo con los prejuicios y los miedos en el corazón de cada uno de nosotros y convirtamos este tiempo… en un tiempo de paz!!!


2 sept. 2012

Quién es Usted y que hizo con mi madre??



Mi gorda siempre ha tenido una predilección especial por las cosas dulces, todo lo que tenga algo de azúcar es bienvenido en casa, siempre encuentra algún sitio secreto para esconder algún dulce para cualquier emergencia de azúcar que el cuerpo requiera.

Una vez, estando de vacaciones con mis hijos en algún lugar donde la gente presume que se comen los mejores pasteles del mundo... estábamos comiendo muy a gusto cuando llegó el mesero con el carrito de los postres, con unos pasteles que con sólo verlos se te hacía agua la boca. Cuando le llegó el turno a mi gorda de escoger su pastel, simplemente se volteo y dijo: para mi nada, muchas gracias.

Mi hija que sabe de su afición por las cosas dulces, completamente sorprendida por su respuesta, frunció el ceño, se le quedo viendo con toda seriedad y le dijooo...



¿¿ Quién es Usted y que hizo con mi madreee??

Por supuesto que ese comentario hizo que todos soltáramos la carcajada y nos riéramos un buen rato...

Hace unos días estando en una reunión de trabajo, tratando de definir el camino a seguir de nuestro negocio, sin más ni más, uno de los socios se salió del patrón que normalmente tiene y sin decir agua vaaa!!! Cambió su postura de una manera tan radical confundiéndonos a todos, que inmediatamente me acordé de mi hija y pensé...



¿¿ Quién es Usted y que hizo con mi amigoo ??

Es que cuando alguien se sale del guión del comportamiento que normalmente tenemos, crea tal confusión, que normalmente es arrollado por el pensamiento del resto del grupo; censurándolo sólo por haberse permitido pensar diferente, por haber decidido tomar otro camino.

Mucho más allá de que fue lo originó que saliera del script, si su decisión fue tomada con valor o si fue tomada con cobardía... que al final para el resto del grupo eso es irrelevante. Está el hecho concreto de aprender a respetar la decisión de los demás, aunque creamos que estas vayan contra la naturaleza de quien las ha decidido.

No podemos ni debemos hacer nada, más que respetar a los demás... Cada quien es libre de decidir por donde y con quien camina, finalmente no son más que que diferentes senderos que de alguna u otra manera nos llevarán al cielo para estar cerca del Patrón.

Y en el aspecto personal, tal vez valdría la pena ponernos frente al espejo y preguntarle a la persona que vemos enfrente...



¿¿ Quién es Usted y que hizo conmigo ??

De qué está llena esa mascara propia que hemos puesto en el espejo? que tantas veces nos tiene insatisfechos, sin saber hacia donde nos dirigimos, sin encontrar explicación de porque nos sentimos de esa manera. Buscando la felicidad en donde el corazón bien sabe que no se encuentra; repitiendo costumbres que la verdad huelen a viejo y a engaño... Adorando al miedo en las iglesias o en otros lugares, rezando con devoción pero sin confiar en en Jefee... O dejando que la soberbia tome el corazón y todo nuestro ser para sentirnos fuertes, capaces de pasar sobre los demás sin considerarlos. Llenos de ruido para no oír lo que el silencio tiene que contarnos.

Este es el momento de cambiarnos, de renovarnos, de dejar que el corazón encuentre la libertad, de buscar nuevos senderos que nada tienen que ver con el éxito sino con la paz, de buscar lo mejor de nosotros en la confianza, en el trabajo. Tenemos mucho que hacer y nadie va a cambiar el reflejo de nuestro espejo, si cada uno no asume su responsabilidad de buscar... o mejor dicho de encontrar un yo mejor!!!

4 ago. 2012

Las Olimpiadas, las bandera y el triunfo del género humano...




Empezaron las Olimpiadas y como buen fanático a los deportes, he quedado atrapado entre el iPad y la televisión tratando de seguir los acontecimientos de este evento, en el que sin duda los países con más recursos tienen una buena ventaja sobre los países como el nuestro... donde los deportistas se forjan solos, la mayoría de las veces a pesar de sus federaciones, que sólo tienen la mira puesta en sacar  provecho en medio de una gran mediocridad.

Y en este asunto estar siguiendo deportes envuelto en la bandera de mi país... de estar cambiando canales viendo las diferentes disciplinas, me encontré con la agradable sorpresa del equipo de tiro con arco, donde el equipo mexicano tuvo una excelente actuación quedando entre los primeros en diferentes competencias.

Dentro de esta gran actuación que en general tuvo todo el equipo, no me queda más que reconocer el esfuerzo que hicieron para obtener dos medallas y algunos muy buenos lugares, a pesar de las circunstancias por las que tuvieron que pasar;  como el sólo tener tres lugares para entrenar en la ciudad de México, o la competencia internacional a la que fueron nuestros deportistas hace menos de un año con flechas de aluminio, cuando el resto de los equipos las llevaba de fibra de vidrio.

Esa gran actuación es con mucho, muy superior al promedio que tenemos como país en la justa del día a día. Es sin duda mucho mejor a lo que yo he logrado como empresario en casi tres décadas... inmerso tantas veces en la mediocridad de mi país, tan arraigada que ya forma parte de nuestra idiosincracia. Dejando de ver oportunidades - que por supuesto si hay - por estar viendo  las carencias que nos hacen sentir tantas veces desamparados, a la deriva.

Más allá del valor que tiene una medalla, que sin duda no es el mismo para países desarrollados como para nosotros, está la oportunidad de aprender de la lección que nos ha dejado este equipo de tiro con arco, donde a pesar de la adversidad - que no se puede negar - esta la oportunidad de dejar de lamernos las heridas e ir adelante, hacia la conquista de los sueños.

Hagamos un balance de donde se encuentran nuestras actividades en la Olimpiada de la vida, preguntémonos si nuestros productos o servicios son capaces de competir en esta olimpiada como el equipo de tiro con arco, o como cualquier persona que haya llegado a las olimpiadas, porque estar ahí ya representa un gran logro.



Tal vez la lección más importante de estas Olimpiadas, sea que independientemente del lugar donde nos toco estar, siempre está la oportunidad de ir adelante; con flechas de aluminio o con grandes instalaciones. Si asumimos que la responsabilidad de superarnos es sólo nuestra... que podemos alcanzar retos tan altos como los de Michael Phelps, si los podemos soñar, pero sobre todo trabajar!!!



8 jul. 2012

Permite que el Universo haga el trabajo de crear tus sueños…





Como ya se los he platicado, estoy asociado en una empresa de reciclaje de envases de cartón, hemos tenido tres años de intensas experiencias tratando de hacer que nuestro proyecto pueda volar por si solo.

No ha sido nada sencillo ir avanzando en este nuevo negocio que ofrece mucho, o mejor dicho muchísimo; como la posibilidad de dejar de deforestar al menos un millón de árboles al año, el ahorro de algunos millones de m3 de agua, el ahorro de energía eléctrica que también es millonario, cientos de miles de kg de combustible y por supuesto la eliminación de basura.

Tan difícil ha sido que más de una ocasión hemos tocado la puerta de salida, como queriendo salir huyendo; de nuestra valentía, de nuestra responsabilidad de luchar por un mundo mejor, o mejor dicho por un género humano mejor. Porque no me queda la menor duda de que si no cambiamos nuestro proceder… muy pronto el planeta nos sacudirá de su espacio, limpiando la tierra y sus elementos para empezar de nuevo.

En este inicio de semana las cosas primero se pusieron al rojo vivo, a tal grado que no sólo tocamos la puerta de salida, sino que la abrimos para explorar los escenarios que había del otro lado. Afortunadamente el miedo no rompió con la cordura y las ganas de seguir adelante y después de deliberar un buen rato decidimos seguir caminando con este hermoso proyecto.

Y entonces no se que pasó… pero pareciera que todo esto conmovió al Señor... de pronto las cosas que ya estaban cerca, pero siempre por alguna u otra razón no llegaban, empezaron a llegar; después de muchos meses de buscarla, la calidad llegó a nuestro producto terminado, aumento la eficiencia cerca de un diez porciento, instalamos unos agitadores que incrementaron nuestra capacidad de producción de una manera muy importante, encontramos un químico que hizo que nuestros desechos sean mucho menores y algunas cosas más.

Me imagino que nos pasó como la parábola; cuando el Señor estaba en su barca con los apóstoles echándose una pestañita y que de pronto se desató la tormenta,  llenando de pánico a los discípulos… tenían tanto miedo que tuvieron que despertarlo y entre regaños por su falta de fe, calmo las aguas!!! Sin duda nos pasó lo mismo, aunque esta vez todos los que estamos en la barca del reciclado, por más que lo jalamos y pellizcamos… sentíamos que no se podía despertar para que calmara la tormenta y la angustia de sentirnos a la deriva.

Queda mucho por hacer todavía, pero lo que pasó esta semana sin duda nos ha dejado una marca de fe, que difícilmente ni el tiempo ni el miedo podrán borrar... 

A todos o a casi a todos siempre nos pasa lo mismo, somos tan dependientes por tantas cosas materiales, que no dejamos que las cosas fluyan como tienen que fluir. Pedimos tan llenos de miedo que imagino que esto molesta tanto al Patrón que no nos hace caso, tal vez el único requisito que nos pide el Jefee sea romper con el miedo y actuar como alguien me dijo alguna vez… 

Tómate las cosas con calma y permite que el Universo haga el trabajo de crear tus sueños. Tu labor fue completada una vez que pediste tu deseo… ahora entrégate al Dios y disfruta de las formas creativas en que tus oraciones pueden ser respondidas!!!


24 jun. 2012

Esculpiendo los sueños...


Algunas ocasiones las ideas para un nuevo post se vienen de golpe, pero cuando tratas de hacer un interfaz entre el pensamiento y el papel, la pluma no fluye, las letras se atoran; como un embudo que recibe más agua de la que puede pasar, entonces todo se pone confuso y sin saber por qué quedas atrapado entre los prejuicios y las ganas de plasmar las vivencias. Por eso es que hoy he decidido escribir simple, para dejar que los párrafos corran sin parar, esperando que lleguen a donde tengan que llegar, para ir adelante, siempre adelante...

Por las cosas del negocio y la familia, tuve la oportunidad de ir a Italia y España, regresé admirado por la belleza y la historia de esa tierra, como si me hubiera reencontrado con una parte que mi pasado que mucho tiempo estuvo ausente y que por prejuicios deje de lado. Los latinoamericanos somos el resultado de la fusión de dos grandes culturas, que reclaman el orgullo de nuestra herencia mestiza, que ha aprendido a mirar de frente el horizonte y el corazón.

En Italia - lugar donde seguramente brotó la creatividad a este mundo - caminando con la historia del renacimiento, entre pinturas y esculturas, de pronto... me encuentro platicando con las obras de Leonardo y Miguel Angel, sorprendido de ver como dejaron que su creatividad inundara el pasado, rompiendo los diques de la ignorancia, derramando la cultura y el progreso en toda su patria, el continente y el planeta entero.

Y es que es increíble ver como en cualquier tienda o museo, se siguen vendiendo las cosas de estos grandes artistas como si estuvieran en la cúspide de su carrera, como si en cualquier momento nos pudieran seguir sorprendiendo con su capacidad de crear.

Me pregunto ¿qué fue lo que hicieron, que pudieron impregnar su huella en el tiempo y el espacio con tanta fuerza que pareciera que nunca se va a borrar? dejando en su pueblo un porvenir asegurado, tanto en el sentido económico como en el creativo, es como si cada Italiano supiera que un pedazo de su espíritu esta impregnado de la magia de estos grandes de la historia.

Y como si esta lección no hubiera sido suficiente, en Barcelona nos encontramos en con la obra de Gaudí, que con su Sagrada Familia, que más que una iglesia parece un espacio dedicado a la armonía, nos ha dejado una muestra de que la creatividad no tiene limites y siempre podemos ir al encuentro de lo soñado.

Me imagino... todo lo que habrán tenido que pasar para ir abriendo el sendero; tal vez haya sido como soltarse de la piedra de un río de mucho caudal, que lo primero que ofrece son grandes peligros y la burla de los demás que atrapados en su piedra perdieron la esperanza de un mejor lugar. Dejando que el río los lleve, sin oponer resistencia al encuentro con el destino.

Creo que todos debemos imitar el ejemplo de estos grandes hombres; soltarnos de nuestra piedra de cobardía y dejarnos llevar por el gran río, confiando en que el Jefee algún ayudará a sortear la incertidumbre y el miedo, para alcanzar el lugar de los sueños hechos materia... la tierra prometida!!!

2 jun. 2012

El Credo en que si creo...


Después de algún tiempo de no ir a la iglesia, tuve la oportunidad de acompañar a mi gorda a una misa. Al salir, el Padre Jesús que es nuestro padrecito de cabecera, me cuestionó por qué no voy a misa como lo pide la Iglesia y por qué me había parado a comulgar si no estaba confesado, al tiempo que me daba dos o tres cachetadas de cariño... bueno, al menos eso creo. Le dije que yo creo en Dios, que creo en Jesús y en el Espíritu Santo, aunque no lo dejé del todo contento.

Bajando el cerro donde se encuentra la Iglesia, me quede pensando en que debí de haberle dicho el Credo que creo, que aunque es un poco diferente, tiene muchas similitudes...



Creo en Dios Padre creador del Universo 
El cielo y la tierra

Creo en Jesucristo su hijo
Que fue concebido por gracia del Espíritu Santo
Y que nació de la virgen María
Que vino a la tierra a enseñarnos el camino
El del amor, la fe y la paz
Que que dio su vida por nosotros
Y está en el cielo junto al Padre

Creo en el espíritu Santo
Señor y dador de vida,
y de dones

Creo que la iglesia no es tan Santa ni tan Apostólica
No creo en el castigo 
Ni en la culpa que promueve
Pero creo que hay gente buena y congruente
que trabaja dentro de ella

Creo que pecado es romper con la armonía y la paz
No con la norma y mucho menos con el Señor...
Creo que el perdón de los pecados nace en el corazón
Y que cada momento es una oportunidad
para ir adelante

Creo y espero mi encuentro con el Señor 
Creo en su infinita bondad
No creo en el juicio final ni el castigo eterno
Creo que seré puesto en el lugar que corresponde a mi evolución
y de ahí seguiré caminando 
para estar cada vez más cerca del Patrón...

Amén.

27 may. 2012

Atrapados entre la tierra y el cielo...




Siempre me ha interesado mucho el significado de los sueños, Facundo decía que los sueños son la voz de Dios contándonos el secreto y yo siempre he creído que eso es verdad. Pues bien, el día de ayer tuve un sueño que seguramente a muchos les parecerá una locura, pero es algo que pasó en el lugar de los sueños y en mi corazón y ahí permanecerá...

Soñé que estábamos algunos miembros de la familia en un lugar con sabor pasado o a recuerdo, que tal vez podría ser cualquier callejón desalineado de Europa o alguna calle del centro de Queretaro. Estábamos en el portal de una calle empedrada, afuera de una casa vieja... platicábamos sin más motivo que convivir, cuando alguien comentó que en esa casa espantaban, que estaba llena de fantasmas.

Sin pensarlo demasiado me dirigí a la entrada de la casa dando la vuelta a la esquina... como en cualquier película de miedo la puerta se encontraba entreabierta, por supuesto que me metí, era una casa que tenía un pasillo muy largo pintado de rojo óxido con olor a humedad, en la pared del lado izquierdo tenia un espejo con un mueble que no recuerdo bien. Sin soltar una hoja del Zaguán grité... Sé que en está casa hay fantasmas si alguno está por aquí y se puede hacer presente me gustaría platicar con él!!!  No había acabado de decir eso cuando desde el fondo del pasillo salió uno de ellos y se acercó a mi tratando de intimidarme... por supuesto que lo consiguió y como pude salí corriendo.

Una vez que me recuperé de la impresión inicial, volví a entrar y lo llamé... Esta vez se acercó con otros dos, haciendo y diciendo muchas cosas pero está vez no salí huyendo... les dije que no les tenía miedo, que podían asustarme pero no iba a salir corriendo, que sólo quería platicar con ellos y entender un poco más de lo que están viviendo. Esto desató la furia de muchos más de ellos y se me abalanzaron gritándome y tocándome, especialmente uno que estaba muy agresivo. Entonces me dirigí a él y dije... En nombre del Señor el dueño del Universo te ordeno que me dejes, en nombre de Jesús su hijo te digo que te retires. Contrario a lo que siempre me había imaginado que sería el resultado al usar mi fórmula secreta de invocar el Patrón... todos los fantasmas se reían de mí diciéndome, qué te pasa en este lugar donde estamos no está el Señor, no es necesario que lo sigas llamando... me comentaban en medio de carcajadas y la burla de todos.

Pero ese hecho les causó tanta gracia que la mayoría decidió dejar de intimidarme y accedieron a platicar conmigo...

Fue en sueño muy largo y platicamos muchas cosas, pero de lo que recuerdo lo primero que les pregunté fue por qué nos intimidaban? Me respondieron que les daba mucho coraje nuestra condición de libertad y que les molestaba mucho que les tuviéramos miedo. Y no pueden tratar de ser felices en ese lugar donde están? A lo que respondieron: no no podemos, vivimos como esclavos, estamos atrapados en ese lugar, Ustedes pueden intentar ser felices pero nosotros no podemos. Y existe una manera de salir de ese lugar? Si existe después de un tiempo muy largo de estar deambulando por aquí, el señor que ves al fondo nos lleva a una casa que es la casa del perdón y ahí nuestro espíritu es liberado. Y si pido por Ustedes les ayudaría? Por supuesto que ayudaría, la intención de alguien siempre es buena, pero necesitamos tanto, tanto. Y si todo el mundo pidiera por Ustedes? Eso si ayudaría muchísimo, y tal vez eso si podría ayudarnos a salir más rápido de este lugar... Me dijeron eso en medio de una gran algarabía y esperanza.

Finalmente, me invitaron a entrar para que viera como vivían, pero tenía que pasar por una escalera que tenía una discontinuidad lo cual la hacía un poco peligrosa, mi reflexión fue... si paso por ahí puedo caerme y me puedo matar y yo necesito a contar mi sueño, decidí no hacerlo y entonces... desperté.

Me desperté por la emoción de un sueño tan intenso con un nudo en la garganta y el corazón oprimiendo los sentimientos, mojando mis ojos. Por supuesto que no alcanzan ni el papel, ni el lápiz para plasmar el sentimiento de todo lo que viví en ese sueño, pero eso ahora es irrelevante...

Todo esto me hace pensar en el verdadero sentido que tiene mi vida, más allá de todas las cosas materiales que nos van sucediendo en este mundo como son; las sumisiones o los rechazos de la religión, las conquistas materiales por las que podemos desconocer hasta los seres más queridos, el poder que atrapa y seduce a todo el que se acerca a el con mucho más fuerza que la de un hoyo negro, la lucha eterna que tenemos con el miedo y la soberbia.

Más allá de todas esas cosas que invariablemente se terminaran algún día, está el sentido de fe que tiene la vida y que es el encuentro con el Señor... No para que me juzgue y me castigue, sino para que me reciba en la celebración de la fiesta eterna con él.

Y si existe un lugar - que realmente no entiendo por qué - entre la tierra y el cielo, donde hay gente que no puede estar con él o que no puede verlo, me conmueve y si una oración o petición al Patrón los ayuda, entonces no me queda más que pedirles... Que hagamos una y mil oraciones por ellos.











8 may. 2012

¿Qué nos impide ser independientes?





Hace poco me encontré una de esas imágenes con frases y mensajes para reflexionar que rezaba así: "Cuántas cosas perdemos por temor a perder." La autonomía personal se basa en la capacidad para salvar los obstáculos que se van presentando a lo largo de la vida y los miedos que nos impiden actuar con libertad. Éstas son algunas de las actitudes que conviene evitar: 

1) Miedo o inquietud ante un peligro o escollo. Podemos no ser lo bastante fuertes y capaces para superarlo, podemos salir malparados de la aventura o podemos fracasar. 

Frente a este panorama no es de extrañar que nuestro primer impulso sea apelar a la ayuda de un ser más fuerte, capaz y experimentado que nosotros. Esto es exactamente lo que suele hacer un niño... y lo que hace un adulto que no cree tener recursos y espera que sean otros quienes le saquen del atolladero. 

2) Pereza ante el esfuerzo que se necesita para resolver el conflicto. Si este estado de abulia va unido con el convencimiento de que los demás están en el mundo para resolver nuestros problemas, seguramente no tendremos ningún inconveniente en declinar en ellos esa responsabilidad aunque no les concierna en absoluto. 

Algunas decisiones que nos veamos obligados a tomar para solventar los obstáculos que se nos presentan o, simplemente, para seguir nuestro proceso de maduración pueden no ser del agrado de todo el mundo, pero es importante tener en cuenta que no se puede complacer siempre a todos. Lo malo es que en ese momento nos ataca el (ver siguiente punto) 

3) Temor a perder el amor de los demás. Ésta es, sin duda, una difícil encrucijada que, en ocasiones, resolvemos cediendo nuestro propio terreno. 

Otra manifestación de autonomía es la capacidad para desarrollar deseos y proyectos propios y llevarlos adelante a partir de nuestro esfuerzo. En estos casos, no obstante, a menudo nos hacemos la pregunta de si tenemos DERECHO a seguir un camino distinto al que nos han trazado. Lo que parecen olvidar las personas que se dejan llevar por las dudas, la abulia, el temor o la inseguridad es que dejar que los demás (o algunas personas en particular) sigan decidiendo y actuando por ellos puede hacer que la vida resulte, al menos aparentemente, más fácil y llevadera. Pero de este modo, están ligando su futuro y su bienestar a los deseos, habilidades y criterios de otras personas que ni siquiera pueden garantizar su presencia permanente y que, además, están a su vez sometidos a sus propias necesidades, limitaciones y esperanzas.

23 abr. 2012

La sensibilidad y la creatividad infantil...






Una noche hace algunos años, cuando la mejor amiga de mi hijo Alex era su mamila, nos quedamos como algunas veces lo hacíamos, escuchando música. Yo abrazándolo y el acurrucado, dormido, abrazando a su amiga... disfrutandonos sin decirlo. Todo iba de maravilla hasta que en el repertorio del Estéreo salió la canción de Amor Eterno; una rola que me hacía y algunas veces lo sigue haciendo, entrar en contacto con  mi hijo, el que perdimos a tan solo un mes de concebido. 
Al correr la canción... la garganta, los ojos y el corazón se encontraron en no se  donde, pero me conmovieron a tal grado que parecía que nunca iba a parar de llorar; como si el dolor se hubiera fundido con la ausencia derramándose en la razón; dejando libre al sentimiento para que se expresara sin ninguna limitación...
Y mi niño acurrucado en mi pecho,  abrazando su mamila... sin despertarse levantó una mano y empezó a acariciar mi cara; dejando que la presión contenida algunos años se descargara. Parecía decir al acariciarme que todo estaba bien, que su hermanito estaba en buen lugar con el Patrón o tal vez que era el mismo, sólo había tenido que esperar un poco de tiempo para venir con nosotros... no lo se, lo que si se es que con cada caricia sanaba el boquete que había quedado en mi corazón desde su partida.
En otra ocasión poco tiempo después... nos quedamos en la noche platicando de lo rico que es la comida, cuando recordé que en la cocina teníamos los ingredientes necesarios para que probara algo nuevo que sin duda lo sorprendería. Le preparé un taco de chicharrón con aguacate y al probarlo me dijo... mmmmmhhhhh!! cuándo inventaste esto Paaa?? No, la verdad es que yo no lo inventé, estos tacos se inventaron hace mucho tiempo, le contesté sonriendo. Y saboreando cada bocado me dijo... 
Deben de ser famosísimos en todo el mundoooo!!! 
En fin, ayer en un centro comercial en medio de un puesto de dulces y botanas, me toco ver a una mamá sometiendo a su hijo a la autoridad, enseñándole como debe comportarse; a jalones, a la fuerza, intimidándolo con la mirada y con las manos, heredándole sus miedos y sus limitaciones...
Me pregunto, qué pasará con esa sensibilidad y ese espíritu creativo infantil para entender y disfrutar la vida sin complicar nada,  a dónde ira cuando los adultos los asfixiamos con nuestros miedos... por qué permitimos que se esfumen en el aire sin más ni más cuando los hijos van creciendo??
Esa señora y yo, y todos o casi todos, hemos dejado que nuestros hijos pierdan su esencia, los hemos ido moldeando con el molde de nuestra cobardía, nuestros rencores, nuestra apatía y sobre todo nuestros miedos... Haciéndolos repetir formatos que nada tienen que ver con la libertad; una buena educación acompañada de mil prejuicios, a no dejarse de nadie promoviendo la soberbia, un diez en las calificaciones  repitiendo cosas sin cuestionar nada, a obedecer las reglas impidiéndoles crear...
Afortunadamente ahora los vientos que soplan la tierra están cargados de sensibilidad llegando a muchos hogares, promoviendo el cambio. Salgamos al campo, convivamos con la Naturaleza, en esos rumbos estos vientos soplan más fuerte, dejemos que el corazón se impregne de ellos y caminemos sin miedo para que nuestros hijos aprendan de ello y crezcan en medio de la libertad!!!



9 abr. 2012

La puerta del cielo II



No es que crea que el cielo tiene dos puertas eeehhh!!! sino que las ideas no han dejado de rondar por donde camino, interrumpiendo en las mañanas cuando el sueño a dejado su espacio al despertar, diciéndome que el choro de romper las dicotomías se quedo inconcluso, que ha quedado demasiada tinta en la pluma para seguir tejiendo reflexiones que pudieran derramarse en el papel promoviendo la consciencia. 


Y es que entre más exploro que las cosas no están separadas, voy encontrando veredas tan increíbles que no dejan de sorprenderme, a tal grado, que se vuelve difícil poder plasmarlas en el papel, como si estas se tuvieran que ir descubriendo solo y no pudieran compartirse o por lo menos no tan fácilmente... como si cada quien tuviera que encontrar la vereda de su tiempo y de su espacio... 


Pero por otro lado, creo que si uno piensa alguna cosa es por que ya está en el aire... y si está en el aire, es algo que es de todos y ya no tiene ningún sentido mantenerla escondida, porque las fuerzas de la naturaleza lo van a derramar en cualquier lugar, en cualquier pensamiento, en cualquier reflexión; sin restricciones ni prejuicios, buscando de una manera natural que se siga promoviendo el progreso.


Y en esto de partir diferencias, me encuentro con esta lección que vivimos en familia a cada momento... Mi gorda que es una de las mujeres más caritativas que conozco, siempre que puede o mejor dicho siempre que se le atraviesa un viejito, esté o no esté pidiendo limosna, sin pensarlo saca un billete y se lo da sin cuestionarse nada. Como siempre le reclamo que no puede dar el dinero así como así, ha desarrollado una técnica especial para doblar billetes o esconder monedas sin que me de cuenta. Lo que no sabe, es que yo también he desarrollado una técnica especial para saber de cuanto es el billete con sólo sentir su mano o ver sus ojos.


Pero... más allá de saber de cuanto es el billete o de si se quiere ir al cielo con mi lanaaa, está el aprendizaje tan importante que nos ha dejado esto de fundir nuestra caridad con nuestro trabajo, que es entender que el verdadero valor del dinero es compartirlo, no tiene sentido caminar cuidando el dinero como si se nos fuera a acabar... hay tanta gente que se le acabo la esperanza de una vida digna mucho antes de nacer, que realmente todo lo demás se vuelve irrelevante. Todos podemos fundir la fuerza del dinero con la fuerza de la caridad, creando una mágica combinación de bondad y progreso.


Y en la religión... qué pasaría si encontráramos un punto donde todas las creencias cupieran en un mismo lugar, incluso las de los que no creen en nada ni en nadie. Qué pasaría si todos tuviéramos oídos para escuchar y tratar de entender el sentido de vida de los demás; de los religiosos, de los creyentes, de los fanáticos, de los agnósticos, de las sectas, de las religiones. Seguramente coincidiríamos en que lo importante es como vivimos y no que predicamos, todos caeríamos en la cuenta de que ahí está la verdadera religión donde se funden todos los Dioses en uno sólo!!! 


Y si pudiéramos romper con las diferencias tan grandes que se dan entre los sexos, que sucedería si decidiéramos romper con las tendencias de machismo o feminismo, donde cada quien jala para su lado sin pensar en el otro. Que pasaría si decidiéramos encontrarnos al centro desbaratando los polos, donde la fuerza y la ternura pudieran convivir naturalmente como si fueran una sola cosa. Me imagino que si eso se diera; los hombres no tendríamos porque ser machistas, ni las mujeres feministas y en ese encuentro cada quien asumiría su sexualidad plenamente; encontrando la armonía entre los sexos, al grado que ya no tendrían ningún sentido ni las polaridades ni las desviaciones. Y entonces ya nada impediría una entrega plena, y como diría el Hombre bicentenario... hacer el amor sería como subir al cielo, ver al Jefeee y luego regresar!!! 


En fin, por donde caminemos, siempre está la oportunidad de partir las diferencias, en donde no hay lugar ni para la soberbia ni para el miedo. Siempre hay un lugar para la reflexión de fluir al centro de las cosas, donde según yo... esta la puerta del cielo y el encuentro con el Patrón!!!



26 mar. 2012

La puerta del cielo...




En este tiempo, donde lo digital ha arrasado con lo análogo,  parece mentira que las grandes cosas que nos suceden en la vida se sigan tejiendo en lo simple sin mayor pretexto que cualquier cosa; una caminata, una corrida, un baile, un proyecto, un sueño, una sonrisa, un niño, un encuentro, un libro... un hola. Pasando a cada instante frente a nuestros ojos... tan cerca que muchas veces ni siquiera nos percatamos de ello, como decimos en el negocio con ceguera de taller, en este caso sin duda... con ceguera de vida.
Pero esa ceguera de vida que nos mantiene ajenos a todo, distantes hasta con nuestros sentimientos, haciéndonos parecer cosas que no somos, viviendo como extraños dentro de nosotros mismos, perdidos en el mundo de lo material, sin encontrar un sentido real a lo que hacemos; siempre insatisfechos, solos en medio del bullicio del mundo digital, con un vacío que nunca nos hace sentir plenos.
Vivimos con tanto ruido e información a nuestro alrededor hemos aprendido a creer que existen muy pocas cosas de las no podríamos opinar con una gran claridad... entonces; repetimos cosas que hemos escuchado, pero que en el fondo realmente no comprendemos. Como la mayoría de los maestros de escuela que sólo saben de la forma o como opera, pero que no entienden el fondo o como se creó... la mayoría de las veces ni siquiera saben que existe... 
Como el sentido del equilibrio; en las cosas que hacemos, las que creemos, las que emprendemos, en la educación o en la relación. Donde todos  o casi todos estamos dispuestos a dar consejos tan llenos de sabiduría que no vivimos, hablando del equilibrio de las cosas; de lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, lo verdadero y lo falso. Sin darnos cuenta de que hablamos de lo que en el fondo no conocemos... pues nuestra vida casi siempre está sesgada hacia la soberbia o el miedo.
Cómo cambiar esto que parece una tradición milenaria de hablar sin entender realmente el fondo de las cosas,  que ahora por la prisa del tiempo se ha vuelto mucho más difícil de darnos cuenta... haciéndonos hablar cosas que no provienen de la reflexión o de la consciencia, repitiendo lo aprendido sin cuestionar nada.
Tal vez lo que debemos hacer es dejar que el silencio tome el espacio para entonces... hacer el dialogo con nosotros mismos, sin prejuicios, donde el miedo y la soberbia puedan ser controlados por el corazón para fundirlos en la conciencia, para lograr el equilibrio del que tanto hablamos, pero que sin duda... muy pocos, pero muy pocos conocen.
Creo que la puerta del cielo está al centro y no creo que dependa ni de tiempo, ni de espacios, ni de planos de vida. El cielo está en la suma de todos los tiempos; el pasado, el presente, el futuro... en el eterno presente. También está en la suma de los planos; el de los vivos, el de los muertos... el de la eterna energía. Para mi la puerta del cielo está donde confluyen todas las energías, rompiendo las dicotomías; de lo bueno y lo malo, la soberbia y el miedo, el valor y la cobardía. 
Como si fundiéramos a la fuerza y la ternura o al valor y la sensibilidad o al fanatismo y al antifanatismo; creando una sola energía que no está contrapuesta con nada, una energía que nace del corazón y se desarrolla en el silencio en el encuentro con nosotros mismos.


12 mar. 2012

La armonía entre el fondo y la forma...



Sin saber hacía donde me dirigía, con la soberbia bajo el brazo o mejor dicho en el corazón, esta semana he recibido una de las lecciones más importantes que me ha dado la vida. He aprendido mucho más de lo que hubiera podido aprender al tomar una Maestría en alta Dirección o cualquier cosa semejante...

Por la naturaleza de las cosas que he vivido, desde niño aprendí con el ejemplo de mis padres que la disciplina es uno de los grandes valores que tenemos que seguir si queremos conseguir algo. Más adelante... cuando inicié con mi herrería aprendí también que había que ser fuerte, que no se podía sobrevivir en ese medio si no era a base de fuerza... uno que otro grito o una mentada de madre nunca estaban de más!!!. Con el paso del tiempo y después de pasar por algunas crisis económicas, de las cuales en su momento pensé que nunca podría salir de ellas, supe también que la fe es un valor imprescindible cuando se quiere salir al encuentro de lo soñado.

En medio de algunos años de bonanza en el negocio, por supuesto que estos valores se convirtieron en verdad, casi en una verdad absoluta e irrefutable. Pero... está semana sucedió  algo que ha cimbrado mi corazón, cuestionando y enriqueciendo el sentido de lo aprendido...

Alguien... con un sentido de libertad mucho más grande que el mío, ante mi exigencia de una explicación a un determinado suceso, con una mirada de fuego que todavía  quema mis ojos y aguantándose las ganas de dejarme hablando solo, me dijo... Tu no quieres saber que es lo pienso ni lo que siento, tu lo que quieres escuchar es a tu soberbia diciendo que las cosas se tienen que hacer a tu manera!!!

Que fuerte... como decimos acá, que Madrazo!!! Qué manera de reflejar mi soberbia en el espejo de la razón, qué manera de desenmascarar el corazón y dejarlo desnudo frente a mi y a mi vergüenza, con pena de abrir los ojos por tanta gente a la que he ofendido, qué manera tan simple y tan ruda de hacerme caer en la cuenta de que estaba equivocado, que las cosas no tienen que hacerse siempre por la fuerza.

Ahora me doy cuenta que el fondo y la forma no están separados, que las grandes cosas de este mundo han sido tejidas con estos valores entrelazados; un buen cuadro, una bella  canción, una hermosa escultura o un gran invento. Y en el aspecto personal; el encuentro conmigo, la paz, una gran amistad, un gran amor, un gran sueño o un gran destino... necesitan esta mágica combinación. Ahora se que no se puede construir sobre soberbia ni miedo...

Y aunque todo esto da para muchas reflexiones y con toda seguridad en otra ocasión platicaremos del tema. Ahora en medio de este descubrimiento... me encuentro platicando con el corazón sobre el dolor de tanta gente que he arrollado en mi ceguera, que he sometido a mi soberbia por imprudencia o por orgullo desmedido...

Con toda humildad!!! esa, muchas veces tan escasa por estos rumbos; quiero decirles a todos los he lastimado con mi soberbia... Se bien, se muy bien que muchas veces yo detoné el primer cañonazo para la guerra y eso me duele y lo lamento, pero también se que  ahora resulta irrelevante saber quien lanzó la primera piedra... Simplemente se que lo verdaderamente trascendente es que estoy aquí frente a ti, pidiéndote una disculpa para reconstruir LA PAZ!!!

27 feb. 2012

En perdonar a nuestros viejos está la paz




Recibí un mail de un amigo dándome las gracias por haber ayudado en el negocio a su sobrina a terminar la escuela. Por alguna razón... de esas que a menudo suceden en este mundo, su padre cayó enfermo y la estabilidad de la familia se rompió en un suspiro desafortunado, sacudiendo los cimientos de todo el núcleo familiar, dejándolos un poco a la deriva. 
El mail decía... Que habíamos sido como un ángel al ayudarla a terminar su Licenciatura, lo cual me lleno de emoción pero me cuestionó si realmente era verdad lo que nos había dicho.
Después de meditarlo un poco, respondí de la siguiente manera... Sin duda es un logro que debes de celebrar con tu familia , ellos fueron los que te trajeron hasta la orilla, nosotros sólo jalamos la barca para que pudieras anclar.

Tan solo dos días después escuché a alguien completamente resentida con su padre, porque no la había atendido cuando su madre partió a la cita con el Señor. La escuché decir cosas como que su padre sufría de discapacidad mental y algunas otras cosas que sólo manifestaban un gran dolor...
...Cuantas veces los hijos sentimos que los padres tienen la obligación de cuidarnos en cualquier circunstancia que se vaya presentando en la vida, sin pensar en lo que pueda estar pasando en sus corazones, haciéndolos responsables de lo que nos pasó o nos continua pasando... porque no estuvieron atentos, porque fueron irresponsables en nuestro cuidado; aun a sabiendas de que siempre hemos sido unos hijos de maravilla, responsables, trabajadores, sin vicios, bla bla blaaa...
Y no pensamos que tal vez su corazón y su alma están mucho más atrapados que nuestro propio dolor, que su vista no alcanza más que para la lucha que están librando con sus propios demonios, que por más que gritemos... sus oídos y sus corazones no alcanzaran a escuchar un solo lamento nuestro. Porque ellos están peor, perdidos en el ojo del huracán; solos, siempre solos... complicando sus vidas cada día un poco más, cada vez más a la deriva de la soledad.
Aunque se que el resentimiento y el dolor difícilmente nos permiten abrir nuestros corazones, tal vez... este sea el tiempo de abrir nuestros sentidos a la consciencia colectiva para darnos cuenta de que todos somos parte del Universo, y aprender que lo que le sucede a cualquiera, me está sucediendo a mi por el simple hecho de formar parte de esta gran Unidad. Si te comprendo... me comprendo, si te perdono... me perdono, si te libero... me libero y entonces puedo alcanzar la paz para decir, te amo y me amo.  


No tiene ningún sentido quedarnos atorados en los resentimientos  hacía nuestros padres, no no lo tiene... perdonemos a nuestros Viejos y dejemos que el corazón se limpie para entrar en un verdadero camino de crecimiento personal.
Y tal vez si logramos romper con las carencias de nuestros padres; entonces estemos preparados para hacer la paz con nosotros mismos, para derramarla; con nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros hermanos o con todo lo que nos rodea en este espacio. Rompamos con la soberbia y salgamos al encuentro de la consciencia colectiva donde sin duda esta el sendero de la paz.

14 feb. 2012

Cada momento es una oportunidad... piensa libre!!!





Nos invitaron a dar una platica a los alumnos de un grupo de maestría del Tec de Monterrey, cuando me llamaron para preguntarme si quería ir, pregunté... Nos invitaron a recibir o a dar una platica? Y es que la verdad con el mundo tan acelerado como este, no se sabe quien el que va adelante.
Cuando me aclararon que debíamos de dar una platica de como había evolucionado el negocio en casi treinta años de trabajo... me quede pensando en que era lo que podía decirle a estos alumnos de maestría que tuviera un sentido más práctico y profundo del trabajo que hemos tenido a lo largo de estos años, aunque tuviera que salirme un poco o un mucho de las formas que normalmente se siguen en el Tec de Monterrey.
Que puedo decirles de todo este caminar, que verdaderamente haga que se derrame la experiencia de lo vivido y se pueda compartir de una manera simple, para que tal vez alguien, algún día se pueda conectar con lo escuchado, hacerlo reflexión y derramarlo en el corazón para hacerlo propio...
De las primeras cosas que les hablé fue de la confianza con la que debemos de caminar...  nadie puede levantar el vuelo si no está convencido de que puede hacerlo. Debemos de aprender a mirar de frente a todas las personas que están en nuestro entorno. Que fácil es para nuestra cultura latina dejarnos seducir por el miedo a ir adelante, por el riesgo de caminar abriendo brecha con los peligros que ello conlleva. Para volvernos sumisos con los que; tienen el poder, el dinero o simplemente la fuerza para convertir los sueños. Y que fácil también es quedar atrapados en la soberbia, que no es otra cosa que miedo mezclado con; desprecio, falta de autoestima, violencia. Para hacer sentir a los demás que somos superiores, que tienen que someterse a nuestras reglas de atraso, renunciando al progreso envueltos en la mascara de autoritarismo. Dejemos de lado esto y aprendemos a mirar de frente a todos... somos una parte del universo al igual que los demás, nadie es más y nadie es menos, simplemente somos iguales.
Les hablé del trabajo en equipo... sin duda  a todos el Patrón nos ha regalado diferentes dones, es imposible que una sola persona pueda hacer crecer un sueño a lugares insospechados si no es con la ayuda de un grupo de trabajo, donde otros complementen los dones que el sueño necesita para materializarse. Es importante encontrar esos dones que requiere el proyecto y también es muy importante que todos se centren en el sueño y dejen la soberbia de lado, no tiene ningún sentido perder un sueño por la lucha de poder... al final las cosas se acomodan de una manera natural.
Comenté que hay que tener una actitud fuerte con los empleados. Debemos de ayudar, capacitar a los miembros del equipo, proporcionarles un lugar cómodo y las herramientas necesarias para que puedan desarrollar su trabajo... pero también debemos de tener un nivel alto de exigencia sobre su desempeño, desde mi punto de vista debemos de romper con la tolerancia, debemos de quitar a los empleados mediocres sin miramientos, tener un empleado mediocre en un negocio es como tener un agujero en un globo... sin duda nunca lo podrás inflar. También creo que es necesario hacer compartir una parte de la sociedad a los que van demostrando su lealtad y su fuerza para convertir los sueños, el principal valor de una empresa son sus recursos humanos.
Les dije que uno de los valores esenciales que debe tener en un negocio es la fe, cuando emprendemos un sueño, evidentemente que tendremos que caminar con la incertidumbre y el miedo... pero tenemos que ser fuertes para no dejarnos vencer, tenemos que ser astutos y audaces para avanzar con nuestros proyectos, pero sin duda habrá momentos en los que no quedará más que nuestra confianza en que el Señor nos sacará de los grandes apuros. Cuando tenemos que tomar decisiones importantes, tendremos que confiar en lo que estamos haciendo, tenemos que tener bien claro que; abriendo brecha se hace camino y que a algún lugar sin duda nos ha de llevar. Confiemos en nuestro trabajo, en nuestra intuición, pero sobre todo... En la mano del Jefee!!!
No me acuerdo si hablamos de la pasión... pero si no se los dije, ahora es un buen momento para hacerlo. Sólo se puede construir lo que amas, entre más quieras algo más fácil será llevarlo a cabo. La pasión hace que las días parezcan minutos, que lo difícil se vuelva fácil. La pasión hace que la derrota no sea una opción en el camino, sólo nos queda seguir adelante por lo que amamos... y nunca estemos dispuestos a dejar de hacerlo.
Finalmente les dije... cuando me invitaron me pregunté muchas veces por qué debería de asistir con estos jóvenes? Mi respuesta fue que cada momento es una oportunidad de aprender o descubrir algo, por ello es que no debemos de dejar pasar ninguna oportunidad para encontrar lo que el destino tiene para nosotros... Curiosamente al siguiente día me invitó a comer un amigo y sin pensarlo, surgieron dos posibilidades de negocio en Internet muy interesantes, no se si haya sido casualidad, pero lo que si se es que entre más abras los ojos es mayor la posibilidad de encontrar algo. 
Como alguien me dijo alguna vez... cada instante es un buen momento para ir adelante, no lo dejes pasar!!!