Redes de progreso que transformen el mundo...


Escuchemos ideas y exploremos posibilidades, sin importar la ropa que traigan puesta...

Hace unos años… cuando la credibilidad se distanció de mi terquedad y dejó de venir por estos rumbos, recibí una lección de un amigo, a quien le gusta ayudar a sus amigos, al tenderme la mano e integrarme a la construcción de un desarrollo, que hoy es el más importante de toda el área. Sin saberlo ni él ni yo, con su actitud estaba creando una red de progreso; que con el paso de los años ha ido tomando forma y cada vez se siente con más fuerza; como un volcán juntando energía para salir al mundo, a sorprendernos con su belleza y majestuosidad.

Esta semana yendo con otro amigo que también es mi socio – que algunas veces es un pan y otras tantas un toro de lidia de los más bravos eeehhh!!! – a visitar un negocio que nos ofrecen, me hacía caer en la cuenta de lo que estamos haciendo y que por la prisa del tiempo, no nos damos cuenta. Me decía… está fórmula que hemos adoptado de ayudar a gente brillante que está en problemas, genera mucha sinergia e impregna el ambiente de muy buena vibra, debemos de seguir en ese camino para promover el progreso.

Y es que en un periodo realmente corto, hemos aprendido a escuchar ideas sin importar la ropa que traigan puesta, hemos buscado oportunidades dejando de lado los prejuicios, hemos descubierto que no todos los que tienen problemas económicos son flojos o lerdos; que hay muchísima capacidad en ese medio. Y eso… nos ha dado la oportunidad de ir encontrando tanto talento, que no dejo de sorprenderme; viendo cómo se va juntando la energía con la promesa de un mundo nuevo.

Aunque ya no quiero detenerme en las cosas que no son positivas, es necesario decir que nunca falta alguien que se quiera subir al barco sin traer sus remos, debemos estar alertas para descubrir a quien quiere colgarse del trabajo ajeno y sólo pretende su beneficio. Tenemos que sacarlo del grupo sin miramientos, tenemos que ser astutos para no contaminar al equipo. Simplemente como decía San Pablo; el que no trabaja no come!!!

Nuestra gran oportunidad de hacer un cambio es a través del trabajo en grupo, estoy convencido que la suma de los talentos trabajando en equipo, genera muchísimo más que los talentos trabajando individualmente. Pero si además de eso, acomodamos los talentos en el lugar correcto, se genera una bomba de energía holística que sin duda, algún día detonará en toda la población. Por eso, todos debemos de estar atentos para encontrar y hacer sinergia con los talentos.

Qué pasará cuando se produzca el encuentro inevitable de estos grupos de energía holística, se generarán redes de progreso, que se potenciarán de tal manera que no habrá nada que pueda impedir el progreso del país, el progreso del mundo latino, el progreso de los continentes como hermanos; fundiendo los estratos sociales, fundiendo los colores de la piel, creando una sola raza…la raza humana!!!

1 comentarios:

  1. Anónimo says

    Tines mucha razón padre, te felicito por tu positivismo, yo he sido veneficiario de esa inercía y me sumo a tú idea.
    Me felicitas a Israel y les deseo un buen viaje.