Llegando a los cincuenta ( Carta a mis padres )

Ahora que estoy llegando a los cincuenta, siento que es buen momento para recopilar algo de lo vivido y hacerlo palabra, que mejor oportunidad de iniciar estos escritos con una carta a mis padres :


Ma y Pa :

Buscando en el cajón de los mejores versos, lejos de lo escrito hasta el cansancio, no encuentro absolutamente nada que pueda acercarse ni remotamente a este sentimiento de gratitud por haber tenido la suerte de haber venido a este mundo a través de Ustedes, vaya que sí he tenido suerte, miren nada mas, tanta gente que ha pasado por este lugar y sin saber porque he sido bendecido con este acontecimiento.

Ma, que poco tiempo nos damos para decir te quiero, pero sabes, hoy que me encuentro recapitulando mis 50 años es un buen momento para soltar las amarras que le ponemos al corazón para decirte que me siento feliz e ser tu hijo, que no pude haber caído en mejores manos, siempre dulce como el mejor de tus pasteles, predicando sólo con el ejemplo, sin lugar a dudas tus mejores palabras las dices con tu trabajo y tu sencillez, nunca hablando mal de nadie, vaya que si nos la has puesto difícil a los que queremos seguir tu ejemplo.
Quiero darte las gracias por todo lo que has hecho por nosotros, aunque hoy sólo quisiera hablar de ti y de mí, es imposible hacerlo, tu vocación se llama familia y eso me llena de orgullo, atenta a la posibilidad de tender tu mano a cualquiera de tus hijos, tu familia y tus seres queridos, gracias por tu cariño, que siempre me ha hecho sentirme querido, ma, gracias por ti.

Querido Pa, aunque ya no estás con nosotros quisiera que mi corazón rompiera con la limitante del tiempo espacio y me llevara hasta donde estas para fundirnos aunque sea por un momento en un abrazo cuántico, tal vez de la misma manera como cuando te hiciste parte del cielo, que venias a consolar mis sueños y poder platicar todo lo que nos ha pasado en este tiempo.
Pues bien jefe, con la ilusión de que todo esto que te digo sea cierto, quiero decirte gracias por haberme hecho parte de este sueño, gracias por haberme cuidado respetando mi libertad, por enseñarme que no hay nada mejor que la lealtad, gracias por haberte entregado como te entregaste, lejos de los intereses personales, siempre sencillo y creo muy cerca del cielo, estoy contento con mi suerte, con todo lo que me ha pasado y mucho de ello te lo debo a ti.
De las cosas que deje de hacer contigo cuando estabas por acá, sólo quiero decirte perdón por haberlo hecho, no sabía lo que estaba dejando pasar, pero ya no es tiempo para pensar en eso, lo que se fue se quedo en el viento, yo prefiero pensar sólo en lo que de ti si tengo y con eso me quedo, simplemente gracias por ti.

Finalmente, gracias a los dos por haberme enseñado que a pesar de todas las dificultades que nos puede dar la vida, siempre es mejor pasarlo juntos, gracias por todo queridos papás.

Luis

1 comentarios:

  1. Enrique Bores says

    Y qué mejor momento para agradecerles a ambos por haber tenido el privilegio de haber sido tocado por ustedes dos como si husiese sido un hijo y así haberme impulsado, en momentos críticos, en mi desarrollo personal. Profundamente agradecido, también ahora a la mitad de mi existencia.