Vivir sin miedo


Sin tener tiempo para reflexionarlo, en cuestión de días vemos como se está desmoronando la economía de los Estados Unidos y como esto está impactando en las economías de todo el mundo, situación que va a detener el crecimiento económico del planeta.
Todos estos acontecimientos provocados por la voracidad de los dueños del dinero en el mundo, de pronto nos presentan una tremenda área de oportunidad, tenemos la posibilidad de cambiar el ritmo de vida tan acelerado que la mayoría llevamos sin saber a dónde vamos, o lo que es peor, sin siquiera saber porque caminamos en este bullicio de trivialidades que muchas veces lo único que consigue es dejarnos exhaustos o deprimidos sin saber porque.
Tal vez se vengan tiempos difíciles para la economía de la mayoría de la gente, bueno, pues tenderemos que enfrentarlos con dignidad y juntos tendremos que trabajar para que esto pase lo más rápido posible, no para regresar al lugar que ahora se está desmoronando y que seguramente no regresará por un tiempo largo, sino para construir un mejor planeta, donde todos podamos vivir de una manera más simple, que no tenga lugar para los abusos ni de los dueños del dinero, ni de los limosneros que no hacen otra cosa que estirar la mano.
Mas que dejarnos apabullar por esta sicosis de miedo al futuro, a lo que nos pueda pasar a cada uno de nosotros, a nuestras familias, a nuestro país o al mundo entero, debemos de pensar en cómo como podemos generar un nuevo equilibrio, donde todos los que habitamos este planeta podamos estar mejor, en donde exista la posibilidad que todos, hasta el más humilde habitante de este planeta tenga al alcance de su mano y esfuerzo un pedazo de pan.
Sinceramente creo que esto que ahora vemos como el final de la era económica no es más que el nacimiento de la era de la conciencia, de la armonía en donde todos los que habitamos este planeta, incluyendo a los animales, vegetales e incluso los seres no vivos vamos a estar mejor, por ello debemos de trabajar y vivir sin miedo.

0 comentarios: