Hagamos que los sueños se hagan materia...


Inmerso en la reflexión… atrapado entre las cosas creativas y los problemas del día a día, voy de regreso a casa después de un día de trabajo arduo. Sin saber como… los pensamientos se encuentran con el ascenso económico de Bill Gates; cómo se pudo encumbrar en tan poco tiempo, partiendo de nada?. No tengo dudas de que pudo subir hasta lo más alto porque siempre creyó que eso era posible; aun cuando al inicio sólo tenía un par de computadoras y una cochera para trabajar.

Pero los pensamientos no han quedado conformes con esa reflexión y han seguido rondando por donde camino; persiguiéndome, cuestionándome… si Bill Gates pudo hacer eso con un puñado de gentes, ¿por qué nosotros como nación, como continente, como planeta no podemos hacer lo mismo?

Por supuesto que podemos, por supuesto podemos alcanzar lo que queramos, si nos aferramos a nuestros sueños; juntos, siempre juntos y de la mano de Jefee!!! Aunque sé que siempre es muy aventurado asomar la cabeza, levantar la vista para ver el horizonte y gritar lo que pienso… esta vez no me voy a detener a escuchar las críticas, hoy salgo al encuentro de los sueños para convertirme en un promotor de un mundo mejor; un lugar de trabajo, disciplina donde los anhelos siempre se puedan hacer materia, un lugar donde reine la conciencia colectiva, donde un trozo de pan esté al alcance del más humilde habitante de este maravilloso lugar.

Ya tenemos dos años trabajando en el desarrollo de una red social de pensamiento, y a medida que hemos explorado las posibilidades de este maravilloso proyecto, de una manera natural, hemos ido encontrando nuevas vetas en esta mina de innovación que nos han llevado por senderos inimaginables; abriéndonos los ojos, promoviendo la creatividad, haciéndonos sentir que los sueños son materia, trabajo y disciplina.

Por todo eso que digo, este proyecto que será lanzado en Septiembre con motivo del Bicentenario, ha crecido a una red de pensamiento, conocimiento y acción. Y si como esperamos, es del agrado del Jefe y esto funciona - no veo porque no, si el es el dueño de la mina - crecerá a una red social de educación e incubadora de proyectos. Me imagino y no puedo dejar de hacerlo… qué pasaría si esta red se derrama en la sociedad como el mar en la playa, convirtiéndose en promotora de la libertad de pensamiento, en una red que pudiera llevar educación a cualquier lugar; al sureste mexicano o a cualquier tribu abandonada de África. Qué pasaría si nos convirtiéramos en promotores de los proyectos de la gente brillante que no tiene dinero para llevarlos a cabo. Con toda seguridad esto ayudaría al desarrollo sustentable de este planeta.

Yo estoy convencido que el cambio de este lugar no va a venir de ningún gobierno, ni del mundo empresarial, el cambio debe forjarse en la sociedad en el servicio; todos debemos aportar un poco y en menos de lo que pensamos el cambio estará dado. Caminemos sabedores de que somos responsables de lo que hacemos y de lo que dejamos que se evapore en el aire, liberemos nuestros miedos y hagamos que los sueños se hagan materia!!!


2 comentarios:

  1. Luis Gasca Dominguez says

    Enrique :

    falta mucho por hacer, la puerta sigue abierta...


    Fernando Ramos says

    El Ser Supremo es complaciente y solo hay que pedir, creer, recibir y agradecer.
    Salud...os.