Solo pueden contigo... si te acabas rindiendo!!!


Estamos empezando el año un poco agobiados... el dinero se nos ha vuelto escaso y a los sueños parece no importarle eso, cada vez están más fuertes; como una semilla rompiendo la tierra para mostrar al mundo de lo que es capaz; cada vez más grandes, cada vez más fuertes, como si la independencia de algunos de ellos estuviera reclamándole al viento para volverlos materia.

Como si no fuera suficiente el no cobrar, este viernes por la tarde nos avisaron que se habían robado una buena parte de la nómina de los albañiles, complicando un poco más las cosas. Como casi siempre nos sucede cuando estamos por alcanzar la cima, el oxígeno se vuelve más escaso y cuesta mucho más trabajo respirar... estas más cansado, cuestionando; si todo el esfuerzo invertido ha valido la pena, o sólo estás caminando por caminar? sin un sentido de vida claro.

 Entre la falta de oxígeno y la cima que ya se alcanza a ver a lo lejos, en la noche me encuentro con un documental de Martin Luther King sobre su vida y está mañana se cruza en mi camino la película del Novato - es la trama de un jugador de baseball que por la circunstancias de la vida llega muy grande su debut en las ligas mayores -  ¿Qué me estará diciendo el jefe a través de sus casualidades tan causales? Tal vez este diciendo... no permitas que los últimos peñascos te impidas llegar a la cima, no es el tiempo de claudicar.

Y es que en medio de estas pequeñas privaciones por las que tenemos que caminar, siempre esta el gran regalo de la vida... el estar vivos. No existe nada más grande que el bendito regalo de la vida y con ella los sentidos; eso que me hacen sentir que el cielo no está tan lejos, eso que me hacen creer que el cielo y la tierra prometida son sinónimos, esos por los que puedo reconocer la presencia del Señor en cualquier lugar, incluyendo la Iglesia con sus dogmas y prejuicios uncidores.

En fin... después de dos años y de varios intentos fallidos, está semana lanzaremos en la nube nuestra Red de pensamiento Kiekari, es sólo la primera estación de un sueño que si el Señor nos da fuerza, terminará en una Red de Conocimiento, que no es otra cosa una Universidad en la nube para todos; para todos los que quieran aprender, con nuevas estructuras, donde cada quien diseñe su programa de estudios y el título no se llame papel, sino Conocimiento. Donde el progreso y la sustentabilidad estén al alcance de la mano.

Este es tiempo de redoblar esfuerzos, las cosas se van haciendo con el día a día, no queda más que seguir adelante con entusiasmo y esperando que el Patrón nos siga tendiendo la mano para que las cosas nuestras... sean suyas.



0 comentarios: