Sólo hay lugar para los que quieran remar...




Sin darme literalmente cuenta, los vientos de orden y autoridad han invadido mi oficina cuestionando mi actitud ante el abuso que de una manera natural se da en los negocios, haciéndome que pregunte una y otra vez… por qué permito a los que no tienen sus remos seguir en el embarcación? ¿ por qué tolero a los de remos más cortos o simplemente a los que quieren remar a su ritmo?

Con esta brisa sobre mis espaldas, hemos iniciado en el negocio una lucha por romper con los pretextos o las justificaciones que lo único que logran es detener el progreso, me imagino que es como querer llevar nuestro barco a altamar sin levar anclas o como querer inflar un globo con un agujero.

Con está idea hemos tenido que hacer algunos ajustes en la embarcación… cambiando a algunos miembros de la tripulación que no tenían la vista puesta en los sueños, más preocupados en ajustar la escalamera – soporte de los remos – que en remar al parejo para llegar lo más pronto posible a la tierra prometida; la del progreso, de la pasión, de la disciplina, del trabajo… a la tierra de la paz.

Y es que el sueño del grupo es tan grande que ya no tenemos tiempo en detenernos en escuchar a la flojera o los pretextos y mucho menos a la mentira… hemos formado un grupo de trabajo tan responsable que ahora se que se puede cambiar a este país y a toda América Latina si nos alineamos al sueño.

No se trata de cambiar las cosas solo, se trata de hacer derrama, de crear cultura… se trata de ayudar a los que quieren trabajar, a los que están artos de las condiciones de deterioro del mundo y nuestro género. Se trata en pocas palabras levantar la cabeza y ver que el horizonte es hermoso y prometedor.

Estoy convencido de que en muy poco tiempo podemos darle la vuelta a la incertidumbre en la que camina el país y mucho lugares más, si rompemos con la idiosincrasia y trabajamos con pasión, por supuesto de la mano del Patrón, porque como dice Rosana… podemos volar si Dios no da la espalda.

_________________________

Con la idea de fundir el choro con la tierra… para el año entrante tenemos grandes planes para iniciar nuevos proyectos, de hecho creamos una división de innovación y desarrollo. Quiero invitar a los lectores de este espacio que tengan algún proyecto a participar en este sueño, si tienes algún proyecto que pueda ayudar al progreso, no importa de que país seas, a unirte a nuestro grupo… los únicos requisitos son: tus sueños, quererlos compartir y por supuesto tus remos...

lgasca@procomi.com

0 comentarios: