La armonía entre el fondo y la forma...



Sin saber hacía donde me dirigía, con la soberbia bajo el brazo o mejor dicho en el corazón, esta semana he recibido una de las lecciones más importantes que me ha dado la vida. He aprendido mucho más de lo que hubiera podido aprender al tomar una Maestría en alta Dirección o cualquier cosa semejante...

Por la naturaleza de las cosas que he vivido, desde niño aprendí con el ejemplo de mis padres que la disciplina es uno de los grandes valores que tenemos que seguir si queremos conseguir algo. Más adelante... cuando inicié con mi herrería aprendí también que había que ser fuerte, que no se podía sobrevivir en ese medio si no era a base de fuerza... uno que otro grito o una mentada de madre nunca estaban de más!!!. Con el paso del tiempo y después de pasar por algunas crisis económicas, de las cuales en su momento pensé que nunca podría salir de ellas, supe también que la fe es un valor imprescindible cuando se quiere salir al encuentro de lo soñado.

En medio de algunos años de bonanza en el negocio, por supuesto que estos valores se convirtieron en verdad, casi en una verdad absoluta e irrefutable. Pero... está semana sucedió  algo que ha cimbrado mi corazón, cuestionando y enriqueciendo el sentido de lo aprendido...

Alguien... con un sentido de libertad mucho más grande que el mío, ante mi exigencia de una explicación a un determinado suceso, con una mirada de fuego que todavía  quema mis ojos y aguantándose las ganas de dejarme hablando solo, me dijo... Tu no quieres saber que es lo pienso ni lo que siento, tu lo que quieres escuchar es a tu soberbia diciendo que las cosas se tienen que hacer a tu manera!!!

Que fuerte... como decimos acá, que Madrazo!!! Qué manera de reflejar mi soberbia en el espejo de la razón, qué manera de desenmascarar el corazón y dejarlo desnudo frente a mi y a mi vergüenza, con pena de abrir los ojos por tanta gente a la que he ofendido, qué manera tan simple y tan ruda de hacerme caer en la cuenta de que estaba equivocado, que las cosas no tienen que hacerse siempre por la fuerza.

Ahora me doy cuenta que el fondo y la forma no están separados, que las grandes cosas de este mundo han sido tejidas con estos valores entrelazados; un buen cuadro, una bella  canción, una hermosa escultura o un gran invento. Y en el aspecto personal; el encuentro conmigo, la paz, una gran amistad, un gran amor, un gran sueño o un gran destino... necesitan esta mágica combinación. Ahora se que no se puede construir sobre soberbia ni miedo...

Y aunque todo esto da para muchas reflexiones y con toda seguridad en otra ocasión platicaremos del tema. Ahora en medio de este descubrimiento... me encuentro platicando con el corazón sobre el dolor de tanta gente que he arrollado en mi ceguera, que he sometido a mi soberbia por imprudencia o por orgullo desmedido...

Con toda humildad!!! esa, muchas veces tan escasa por estos rumbos; quiero decirles a todos los he lastimado con mi soberbia... Se bien, se muy bien que muchas veces yo detoné el primer cañonazo para la guerra y eso me duele y lo lamento, pero también se que  ahora resulta irrelevante saber quien lanzó la primera piedra... Simplemente se que lo verdaderamente trascendente es que estoy aquí frente a ti, pidiéndote una disculpa para reconstruir LA PAZ!!!

6 comentarios:

  1. Anónimo says

    Es de hombre, reconocer los errores, es un gesto de humildad, pedir perdon, enmendarlos... es amarse. TE FELICITO.


    Anónimo says

    lindo gesto de humildad,paso muy importante, para enmendar los caminos. amor luz y paz en tu corazon, la formula secreta, para reiniciar los caminos. bendiciones.


    Carletto says

    Justo el lunes platicábamos que un buen líder es quien logra obtener lo mejor de su gente a través de la motivación, no de la intimidación ni el miedo... Te quiero hermano... CGasca


    Anónimo says

    Gran reto lograr distinguir la forma del fondo, hay quienes tardan una vida en encontrar la diferencia y hay también quienes nunca la encuentran. Habemos quienes seguimos en el camino y en la lucha por cuidar una en aras del otro vislumbrando el día en que logremos el equilibrio y por fin alcemos los ojos al cielo para clamar "lo he logrado". Zoraima.


    Anónimo says

    Que gratificante es comerse con los ojos cada una de las palabras que escribe, por que detrás de cada pensamiento existe algo que aprenderle. Personalmente le aprendo y muchas veces me "fusilo" esa forma de pensar y decir las cosas, aunque mientras mas pasa el tiempo mas cuenta me doy que tengo mucho que aprender.....!!!!


    Anónimo says

    querido hermano de camino, le agradezco sus palabras, pero la vida, es un eterna, enseñanza . aprendizaje, por eso es tan importante, abrirse, ser humilde de corazon.porque la vida es una retro alimentacion. cada ser es un aporte en la vida. escuchar con el corazon esa es la clave. mil bendiciones.