Porque anclado no subes ni bajas...



Venía en la carretera de regreso a casa escuchando música, después de hacer una presentación de un sistema que desarrollamos para la construcción, cuando se me atravesó una frase de una canción que me hizo reflexionar todo el camino...

Porque anclado ni subes ni bajas...

Nunca había pensado el sentido profundo de cambio que tiene el movimiento, sin importar la dirección en que este se genere. Es como sí de pronto esta pequeña frase se hubiera estrellado en mi corazón, haciendo despertar a la razón para hacerme entender de una manera clara; que la lucha no es por ir siempre adelante, sino por estar en movimiento, pues ahí es a donde se genera; el conocimiento, la creatividad, y sobre todo la libertad.

Cuántas veces hemos dejado todos, pasar oportunidades que el Señor nos pone al alcance de la mano, por no tener que enfrentar a la incertidumbre, a la bendita incertidumbre; la puerta mágica donde se encuentra la libertad. Y decidimos vivir atrapados, justificando nuestros miedos y nuestra cobardía;  en medio de gente igual de temerosa que nosotros... y tejemos prejuicios y nos vestimos con ellos; haciendo que no sabemos que van contra nuestra naturaleza.

Tenemos qué separar y entender claramente cuál es nuestra batalla... No es por movernos hacia adelante o hacia atrás, nuestra lucha es por movernos o permanecer anclados. Muchas veces me he confundido, porque pensé que la lucha era por hacia adelante o hacia atrás. Pero qué es ir atrás?? Si sólo son los cimientos de ir adelante, seguramente no es otra cosa que la base del conocimiento para poder ir adelante. Y si esto que digo es verdad... atrás o adelante se vuelven lo mismo, se funden en el movimiento, elemento esencial para alcanzar los sueños.

Debemos de preocuparnos sólo por permanecer en movimiento, no tiene ningún sentido dejar pasar la vida en la orilla del río, perdiendo la oportunidad de fluir con el Universo, hacia donde quiera llevarnos, sin miedo a nada, porque también nosotros somos parte de este gran espacio o gran sueño. Y si el Universo es del Señor, entonces todos sin excepción somos parte de él!!!



0 comentarios: