Trabaja en lo que amas o estarás desempleado...


Después de algunos años de ausencia, esta semana regresé a la Universidad a dar una conferencia sobre una herramienta que desarrollamos para administrar constructoras. Entre los recuerdos y el sabor informal que todavía permanecen en la facultad donde cursé mi carrera, con un auditorio semilleno, sin saber a donde íbamos a llegar... iniciamos la presentación.

Caminando entre las palabras y la incertidumbre de estar entre tanta gente las ideas poco a poco empezaron a perder el miedo de expresarse y sin darme cuenta empezaron a fluir, buscando y algunas veces encontrando el verdadero sentido de estar ahí, hablándoles de una herramienta que podría ser de mucha utilidad, pero más que eso... compartiendo la experiencia de lo vivido en tres décadas de continuo aprendizaje, las alegrías y sinsabores por las que muchas he caminado y que sin duda son los cimientos de lo que ahí estaba presentando.

Tratando de ser muy claro con los chavos, poco a poco el corazón se fue abriendo, poniendo atención en la forma pero sobre todo en el fondo de lo que quería compartir con los muchachos. Y entonces en medio de la conferencia, entre el choro mareador, los sentidos se encontraron en la pasión, haciéndome sentir que eso que estaba haciendo es lo que quiero hacer, más allá de los grandes proyectos millonarios en los que algunas veces me he embarcado sin sentido.

Tan contundente fue el impacto, que he decidido hacer un giro en mi negocio de construcción, voy a hacer negocios únicamente que disfrute; donde la creatividad, la innovación y el orden sean mucho más importante que el dinero y con cualquier cosa que no tenga que ver con el progreso.

Para mí ninguna actividad se puede detonar al máximo si no está puesto todo el corazón en lo que se está haciendo, no es importante el dinero que deje una actividad, lo importante es cuanta pasión le pones a lo que desarrollas, porque ahí está el camino de la trascendencia.

Qué pasará el día que todos o al menos la mayoría decidamos dejar de hacer lo que no amamos, qué pasará cuando decidamos confiar en el Patrón y no tener miedo a hacer únicamente lo que amamos. Seguramente cuando eso pase, la creatividad en el mundo y el nivel de satisfacción de la gente será mucho mayor y habrá muy pocas cosas que no podamos resolver con facilidad para el desarrollo sustentable de la raza humana.

0 comentarios: