Estoy...estoy...aquí estoy....donde quiero estar


... y olvide compartir cómo la vida cotidiana ha estallado ante mis ojos de tantas nuevas formas, me olvide compartirte que lo más sencillo es lo mejor que tengo hoy entre mis manos.


____________________________________________________________________

Esta es la carta que el día de ayer me mandó mi sobrina Michelle, ha encontrado su camino en la religión, cerca del Patrón. Sin lugar a dudas; cada palabra esta sustentada por la congruencia y sencillez de su forma de vida.

Gracias Mich


_________________________________________________________________________
Querido Luis:

Cómo se va el tiempo... tengo ya 3 meses en este bello lugar y al recibir tu correo me cayó el veinte una vez más que para dejar hablar al corazón no hay que esperar grandes acontecimientos, palabras o discursos elaborados que tengan sentido maravilloso, basta con dejar que sea el mismo quien hable y se muestre tal como es.

Y eso me pasó en este tiempo, una vez más me encontré sentada esperando algo grande y maravilloso, una magnifica inspiración para escribirte algo que te gustara y te impresionara y que te sintieras orgulloso de mi y se me pasaron los meses... y olvide compartir cómo la vida cotidiana ha estallado ante mis ojos de tantas nuevas formas, me olvide compartirte que lo más sencillo es lo mejor que tengo hoy entre mis manos.

Quería decirte y asegurarme que con mis palabras te convencieras que tome una buena decisión que todo es exactamente como lo imaginé, que ahora conozco más sobre Dios.

Pero... hoy es distinto.. todo lo que tengo es hoy...

Hoy... no te quiero convencer, hoy no quiero dejarme llevar por mi necesidad de sentirme amada y aceptada, hoy Luis quiero abrir mi corazón y con libertad contarte cómo estoy...

Estoy en proceso de re-encontrarme con mi propia historia, para abrazarla, sanarla y gozarla.

Estoy en búsqueda del Amor que sustente mi vida y me fortalezca para ser fiel en mi respuesta.

Estoy descubriendo que en lo más pequeño y en lo más sencillo es dónde experimento más el Amor de Dios.

Estoy aprendiendo a guardar silencio para dejar que otros y otras hablen, a vivir el presente, disfrutar lo cotidiano sin esclavizarme del pasado o del futuro.

Estoy conociendo y aceptando mi propia miseria, mis límites, mis heridas, mis defectos, para saber que también son parte de mí, que no los puedo esconder, ni me puedo engañar creyendo que todo lo que hay en mí es perfecto.

Estoy en el intento por aprender a compartir mi vida con otras mujeres que como yo han elegido seguir a Jesús desde una vida alternativa; la vida religiosa.

Estoy enamorada de la esperanza y la utopía de que en la Persona de Jesús de Nazaret esta el motor y el horizonte por el cual quiero dejar conducir mi vida. Un Jesús que me ha cautivado en el rostro de los demás y en su presencia latente y actual en el Evangelio.

Estoy tratando de profundizar y echar raíces en este misterio de la Fe, para quizá algún día lograr dar respuesta y razón y explicar todo lo que mueve mis entrañas y mi corazón. Para que tal vez ese día no tenga la sensación de querer convencer a los que amo que lo que he elegido... lo he elegido bien...

Estoy.. estoy... estoy.. aquí estoy...donde quiero estar, estoy en camino, en búsqueda, a veces me canso y me detengo, otras me enojo y lloro, otras veces estoy riendo, otras hablando, expresando y experimentando, otras en silencio y gozando, respirando profundo ensanchando mi alma, unas veces dudo y pregunto, algunas veces me responde, otras espero, algunas veces creo y confío, otras veces me confundo y tiemblo, unas veces estoy en crisis, otras en calma, hay días que creo, aguardo, observo y casi siempre cuando me detengo y me libero es que participo de mis sueños y simplemente sostengo mi propia vida entre mis manos, me atrevo, salgo de mi misma... y ensayo sobre mi vida, sobre mi nuevo estado de vida que me apasiona.. y es por eso que hoy te recuerdo y te escribo...te quiero y te bendigo...

Con todo mi amor
Michelle

1 comentarios:

  1. Luis Gasca says

    Mich :

    Perdón por publicar esta carta, es que no es tuya ni mía, es de todos los que nos podamos enriquecer con tus palabras.

    Ahhhh por cierto, ¡¡¡¡ SI ESTOY MUY ORGULLOSO DE TI !!!