Marley y yo



Por Fernando Ramos Mendoza
.
...Cuando renté ésta película pensé que sería un refrito mas de comedia americana (a pesar de los buenos actores). Pero la verdad es que es una verdadera mezcla de comicidad y reflexión en varios aspectos, desde las decisiones como parejas jóvenes, la comprensión y la fidelidad que un perro como tu mascota te puede entregar siempre que tu le entregues el cuidado y cariño que se merece. Yo nunca he tenido un perro el cual dependa exclusivamente de mi, tuvimos en ocasiones un par de perros de la familia a los cuales no supimos brindarles la vida que se merecían. Al ver esta película me dieron ganas de reivindicarme y darme una nueva oportunidad para retomar una responsabilidad como la es el integrar a mi familia la compañía de un perro. Enfatizo mucho en ésta especie de mascota ya que pensando detenidamente no logro encontrar otra especie que cubra las cualidades y bondades de un canino.

...Este filme realmente logra que tu lado sentimental y de humanidad se asomé por un instante, como lo es mi caso.

...En ocasiones nos desesperamos en nuestros hogares porque las cosas no salen como quisiéramos que sucedieran, nos exaltamos y tomamos decisiones sin antes haber afrontado el problema y proponerle al menos una solución. En este película se muestra explícitamente la manera en que la serenidad y la paciencia, al final de cuentas, logra mantener unida a una familia, incluyendo a la mascota, quien después de colmar la paciencia de los actores supieron primero, darle prioridad al amor y al cariño, para después calmarse y pensar en la mejor solución.

...No soy muy bueno para extraer las reflexiones que nos dan situaciones como la de este film, pero en definitiva, si tuviera que definir con una palabra esto qué trato de decir sería: PACIENCIA,… y mas con los seres que quieres. Y para los que tienen un perro o una mascota que han llegado a olvidar o no le han dado el trato que se merece, vean esta película que se los hará cambiar de opinión.
Saludos...

0 comentarios: