Cien años... con las manos llenas!!!



Que trabajo cuesta soltar la lucha cotidiana y en el silencio... dejar que la imaginación aflore y se funda con el papel, permitiéndole al alma salir al encuentro de los recuerdos, esos que muy pocas veces los dejamos salir a la luz, pero que siempre acompañan al corazón. Que trabajo cuesta soltar el lápiz cuando enfrente se tiene a todo un personaje, un quijote del siglo veinte, un héroe de mi niñez y de todos los que crecimos queridos y protegidos por ti.

Estamos celebrando tu centésimo aniversario y no quiero dejar pasar este gran acontecimiento para expresarte todo lo que has significado para toda la familia, es el tiempo de recapitular esta bellísima aventura de tenerte cerca y platicarte aunque sea sólo un poco lo que guardamos en el corazón.

De pronto los recuerdos me llevan a la casa de mis padres y abuelos,... me veo de niño en el patio de la casa jugando los fines de semana con mis hermanos y primos, cada uno con su bicicleta, todos intentando dar la vuelta más rápida, pero sobre todo, esperando nuestro turno para que le dieras una ajustada a los engranes o a la cadena de nuestras bicis. Convertías nuestras bicis en verdaderas máquinas de velocidad con tan sólo una llave española, o tal vez, con la magia del cariño que nos regalabas; te ganaste el corazón de todos los niños de la familia.

Y los Domingos, los esperados Domingos los hiciste tan especiales con el billete de a peso que nos regalabas religiosamente, nos alcanzaba tan sólo para comprar dos gansitos o un chicharrón en la alameda, pero los cuidábamos como nuestro gran tesoro. Cuando por alguna razón no podías venir con tu familia, los fines de semana se volvían interminables, en nuestra niñez nuestras familias se fundieron en una sola y en muy buena medida esto se debió a ti.

Ahora,...ha pasado el tiempo y nos hemos vuelto un poco viejos, pero por lo que nunca paso el tiempo es por el amor que siempre le has tenido a mi tía, la cuidas con tanta dulzura que su amor está a flor de piel,
son un ejemplo para todos los que los hemos visto caminar todo tiempo como el día que te enamoraste de ella; de la mano, juntos y felices.

Siempre has vivido de una manera sencilla, dándole valor a las cosas verdaderamente importantes; una caminata, un periódico o un buen partido de beisbol vale mucho más la pena que complicar la vida con trivialidades o cosas superfluas. Me da la impresión de que siempre has sabido el secreto y has decido llevar tu vida por ese sendero, cosechando lo simple, siempre con las manos llenas.

¡¡¡Feliz Cumpleaños Padrino!!!

1 comentarios:

  1. Rodolfo says

    Primo, primo, primo.... no encuentro las palabras adecuadas para darte las gracias de tu reportaje. Simplemente no dejes de pasar a la casa por un video de todo el evento......... desde la misa, pasando por los discursos, baile y hasta que creo (no me acuerdo), hubo cantos varios.

    Gracias Primo y a tu aprecible familia, realmente aprecio mucho el detalle.

    Rodo