Busquemos y capturemos al fugitivo...


En la época de la televisión de blanco y negro, cuando los bulbos eran la promesa de un mejor futuro, había una serie de televisión que se llamaba "El Fugitivo", era una serie policiaca en donde buscaban a Richard Kimble por un asesinato que no cometió... al final de cada capítulo de una manera milagrosa terminaba escapándose.
Tiempo después salió un chiste, que por cierto me causaba mucha gracia, decía... Sabes por qué nunca atraparon al fugitivo?  Porque sólo lo buscaban una vez a la semana.
Estamos iniciando un proyecto industrial súper ecológico donde literalmente se recicla todo, pero como todas las luchas en esta vida, nada se consigue a la primera y hemos tenido que remar contra corriente por algún tiempo, buscando optimizar los procesos para hacer de este un proyecto sustentable e ir a la conquista de otros proyectos de este género de mucho mayor envergadura.
Hemos tenido que hacer algunos cambios importantes en la estructura, tratando de cambiar una organización de amistad por una profesional que nos pueda llevar a la meta lo más rápido posible. Y en estos cambios el chiste del fugitivo a venido a nuestras reuniones a burlarse un poco de nuestra falta de tiempo y a hacernos entrar en razón que la única manera de atraparlo es buscarlo todos los días y con toda la pasión.
Más allá de todo esto que suena gracioso, pero que algunas veces nos ha hecho pasar por muchas angustias, está la reflexión de que no puedes ir a la conquista de ningún sueño, si no es con toda la pasión y el tiempo necesario para hacerlo materia. Siempre me he imaginado que nadie puede llegar a la meta si no es con la autorización del Patrón,  y también me he imaginado que nada será dado si no eres digno de lo que buscas, no hay puerta del cielo que se abra, si no debe ser abierta.
Curiosamente, ahora que hemos invertido a nuestra empresa mucho más tiempo que una vez a la semana, nuestro fugitivo de sustentabilidad esta cada vez más cerca de ser capturado. Con trabajo, disciplina y confianza hemos  encontrado pistas de su paradero y cada vez tenemos más elementos y sin duda nos encontramos más cerca de nuestro objetivo.
Trabajemos todos con toda la pasión en cada cosa que iniciemos, atrapemos a nuestro fugitivo y  convirtamos nuestros sueños en materia; con disciplina, con orden, pero sobre todo, confiando que el Patrón algún  día nos dará la mano para alcanzar la cima.

0 comentarios: