" Quisiera ser millonario"


Hoy fuimos al cine a ver esta magnífica película, que manera tan cruda de mostrar lo que somos capaces de hacer los humanos contra nuestro género, nos hemos dejado llevar por la prisa innecesaria del día a día y nos hemos olvidado de voltear a ver todo lo que está pasando a nuestro alrededor, cómo es posible que ante tanta injusticia seamos capaces de simular que no está pasando nada.

Hoy simplemente tengo que reconocer que he pecado de omisión, por haber permitido que el miedo y la soberbia llenaran mi corazón cegándome ante toda esta injusticia que sucede a cada minuto en el mundo, nuestro mundo, el mundo de todos, que por lo menos ahora parece de unos cuantos, y mucho me temo que yo estoy en ese selecto grupo de ciegos por dinero y poder, o simplemente ciegos de familia.

Ya no es suficiente con ser un buen pilar de nuestra casa, el mundo nos está gritando en cada esquina que salgamos a su encuentro, que luchemos por que las cosas cambien para todos, no sólo para unos cuantos, en estos últimos años hemos permitido que la miseria se apodere de muchos de nuestros hogares sin tomar acciones para evitar que esto siga pasando.

Creo que tampoco son suficientes los pequeños esfuerzos que algunas veces hacemos porque esto mejore, sin lugar a dudas se ven devastados por la maquinaria del poder echada a andar desde hace cientos de años.

No es suficiente con quejarnos de lo que los demás están dejando de hacer, es el momento de voltear hacia nosotros y revisar en el fondo del corazón donde dejamos el valor, la sensibilidad y la fuerza para ir hacia adelante como género.

Creo que la primera acción que debemos de emprender es luchar contra este soplo de miedo que ha invadido al mundo, que nos hace racionalizar para no ir en el sentido correcto, nos ha paralizado a la mayoría y nos impide ser congruentes con nuestra vocación de servicio.

En la medida que limpiemos nuestros corazones, en esa misma medida podremos enderezar lo que hemos torcido.

4 comentarios:

  1. Jorge Enrique Gasca says

    Luis:

    Gracias por compatir.

    !Sugiero que sigas escribiendo para enriquecimiento y beneficio de todos!


    Luis Gerardo González says

    Luis,
    Jorge me recomendó leer esta entrada y me gustó mucho. De hecho me gustaría publicarla en mi blog, pues es una película que le dejé ver a mis alumnos. A mi además de lo creativa y bien hecha que me pareció, también me removió en el reflejo que hace de tantas realidades de dolor y miseria que ya damos por sentadas, hacia las que nos hemos ido insensibilizando. Gracias por la denuncia y por la indignación, que son semilla para movilizar posteriormente a la acción.

    Espero tu respuesta a mi invitación.

    Un abrazo,

    Luis Gerardo


    Luis Gasca says

    Luis Gerardo :

    Yo encantado y si me permites me gustaría recomendar tu blog en el mio, gracias


    FernanditoRamos says

    Espero sus comentarios de la película: El niño con el pijama de rayas. (The boy in the striped pyjamas) Basado en el libro con el mismo nombre, de John Boyne.
    La cual muestra una vez mas el odio y la injusticia entre seres humanos en la época del Holocausto de A. Hitler. El toque original y que causa sensibilidad es que en esta ocasión es a través de los ojos de la inociencia de uno niño.

    Saludos.