" El silencio entre el papel y el lápiz "



“ Si queremos que las cosas cambien tenemos que manifestar lo que pensamos ”

Ahora que he vuelto a escribir, me he vuelto un promotor de la escritura con muy malos resultados, es por eso que se me ha ocurrido presentar algo de lo poco que he aprendido escribiendo, ojalá te entusiasmes con la idea.

Antes de que nada, lo primero que tenemos que hacer para poder sacarle una palabra al lápiz, es dejar de lado todos nuestros prejuicios, el miedo al qué dirán de lo que pienso, incluso los prejuicios que tenemos con nosotros mismos, no pasa nada si lo que escribimos no nos gusta, lo podemos tirar y empezar de nuevo. Es como bailar con la luz apagada, nadie nos ve, ni tú mismo, no tienes porque inhibirte.

Es importante escoger un buen tema, cuando ya has tomado la decisión de escribir, casi siempre los temas empiezan a flotar sobre tu cabeza, por donde camines te van siguiendo y van apareciendo nuevos, de una manera natural sin más complicación que esperar a que llegue, va a venir hacia ti, sólo abrázalo como la niña de la foto.

Para empezar a escribir, un poco de música afloja el lápiz, estoy seguro que en algún lugar del Universo las notas y las palabras son lo mismo, por eso con la música: las notas se hacen palabras, los acordes ideas y las melodías reflexiones.

El título es nuestra oportunidad para llamar la atención del lector, hay que buscar una frase que despierte el interés de lo que vamos a escribir, si logramos que eso suceda y la acompañamos de una buena foto, entonces nuestra gran oportunidad es la introducción, tenemos dos o tres líneas para convencer a nuestros lectores que nuestra reflexión vale la pena.

A mí me gusta buscar en la metáfora, con la metáfora puedes decir lo que quieras de una manera dulce, con ella no necesitas buscar en el cajón de las palabras complicadas, algunas veces lleva tu escrito y pensamiento hasta el fondo de la reflexión de una manera imperceptible, como si escucharas la música que más te gusta. Bien vale la pena caminar en el mundo de las analogías, siempre te darán algo bueno.

En la medida de lo posible procuro expresar las cosas de una manera positiva, hay que alejar de nuestros escritos las palabras negativas, generalmente vienen cargadas con un aire de inseguridad o insatisfacción, tienen la capacidad de enredar lo que queremos expresar, muchas veces prefiero cambiar un párrafo que seguir por ese sendero.

Hay que dejar en nuestro escrito una conclusión, en ella está el reflejo de nuestros sueños, como pensamos, que sentimos, como luchamos, en este lugar está la esencia de nuestro corazón, por ello debemos de dejar que nuestro escrito se llene de ella, con toda seguridad tus lectores se sentirán más identificados contigo que con tus palabras.

Todo esto es sólo la manera de redactar de un escritor novato, con muy poca experiencia en esto de plasmar el pensamiento, pero si en algo te ayuda a que puedas “ ROMPER EL SILENCIO ENTRE EL PAPEL Y EL LÁPIZ “, entonces, ha valido la pena.

1 comentarios:

  1. FernanditoRamos says

    Escribir puede llegar a ser fácil, pero compartir riqueza hacia otros a través de las letras no cualquiera lo puede hacer. Pero, sí cualquiera lo puede intentar.