Rompiendo el orgullo para buscar la paz


De cara a la próxima boda de mi familia política, sin darnos cuenta nos invadió un viento de orgullo y sin más ni más el clan se ha dividido; ahora nos estamos preparando para la guerra del silencio, fracturando la relación e impidiéndonos seguir disfrutando juntos, confundidos entre la dignidad y la soberbia.

Quizás todos estos acontecimientos tan notorios por ser familiares, no sean más que la oportunidad para voltear hacía adentro de mí y ver como tantas veces me he dejado envolver por ese soplo de orgullo, fragmentando la relación, quedando prisionero en mi propia cárcel, justificando ante los demás mi falta de humildad, y rompiendo sin ningún sentido con los seres queridos.

¿Qué puedo hacer para calmar a mi aguerrido corazón, qué puedo hacer para convencerlo que la verdadera batalla es la que libramos contra nosotros mismos?, que hagan lo que hagan los demás, es responsabilidad nuestra estar en paz. Ya no puedo dejarme llevar por sus impulsos irracionales de dignidad y justicia que atentan contra mi vocación, ya no puedo permitirlo.

Es por eso que hoy quiero ir de la reflexión a la acción :

Quiero pedir disculpas a todos los que he ofendido: con mis palabras, mis actitudes, con mi silencio, con mi ceguera o mi ignorancia, quiero pedir perdón: a mi gorda por todo lo que he dejado de hacer o lo que hice de mas que pudo ofenderte, aunque sé que a veces no parece, sigo enamorado de ti. A mis hijos que muchas veces con el afán de protegerlos los he hecho sentirse asfixiados, por haber olvidado que Ustedes son solamente suyos, libres y soberanos. A mis padres por todo su amor y ayuda incondicional que muchas veces pareció no importarme. A mis hermanos por todo lo que hice en nuestra niñez que les haya lastimado, por haber permitido que el tiempo y las circunstancias nos separen. A mis amigos por todas las veces que he sido desleal con Ustedes. No puedo cambiar el pasado, pero quiero decirles que ahora sé que :

“ En estos momentos es completamente irrelevante saber quien inicio la guerra, lo verdaderamente importante es que estamos aquí para hacer la paz “

________________________________________________________

Ojalá que todos encontremos el formato para romper el orgullo y derramar la paz.


4 comentarios:

  1. FernanditoRamos says

    "Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar"
    (Mahatma Ghandi)
    Saludos.


    Enrique Bores says

    Un solidario y fraterno abrazo por tu valentía. Con respeto y admiración. Enrique


    Laura Gasca says

    EEEEEHHHH TE QUIERO PA!


    Anónimo says

    hola